• La Guardia Civil sospecha que fueron acercados por una embarcación de pesca

Tres inmigrantes de origen subsahariano fueron encontrados ayer por la Guardia Civil en el muelle de poniente. Empapados y desorientados después de que, presumiblemente, fueran acercados por una embarcación de pesca cuyo patrón pudo fugarse antes de su localización. Por la zona en la que se produjo el desembarco, no es factible que dicho pase fuera ejecutado por pilotos de motos de agua. Según fuentes consultadas por este medio, la actuación se llevó a cabo en torno a las 7.00 horas y tras el visionado de cámaras de seguridad no se pudo constatar la autoría de la persona que forzó esta llegada.

Componentes del ERIE de Cruz Roja prestaron atención a los inmigrantes, la básica que se lleva a cabo por el protocolo existente, procediéndose después a su filiación y traslado a la Policía Nacional para su posterior ingreso en el CETI.

La Benemérita investiga este desembarco para asegurar la forma exacta de pase. De otra parte, nada se ha podido avanzar en la entrada producida en la tarde del martes, cuando el piloto de una moto de agua llegó hasta la zona de la desaladora, en donde la embarcación fue interceptada por la Benemérita. No se ha podido localizar a las dos personas que, supuestamente, llevaba a bordo. Las cámaras de seguridad tampoco han ayudado a verificar dato alguno más.

Así también no se sabe dato nuevo sobre la desaparición de Mohammed Mansouri, un argelino que embarcó en la moto de agua interceptada por la Guardia Civil, según testimonios de compatriotas, y cuyo cuerpo no ha sido encontrado. Su hermano Tahar se desplazó desde Murcia a Ceuta esta semana para presentar denuncia por su desaparición.