• Se corresponden con los causados por Cepsa entre 2014 y 2015; Septem Nostra, sin información

La Consejería de Medio Ambiente continúa autorizando la realización de trabajos por parte de Cepsa para restaurar los daños derivados de los vertidos ocasionados al mar entre noviembre y diciembre de 2014 además de enero de 2015. Del procedimiento judicial iniciado en su día, después de que Septem Nostra acudiera a los tribunales, nada se sabe, ya que el juzgado de Ceuta se inhibió en favor del de Cádiz para que estudiara específicamente el caso, al tratarse de un delito medioambiental.

El proceso está estancado, se van autorizando los trabajos cada vez que se da parte a Medio Ambiente pero no se ha avanzado nada más, quedando las sanciones en suspenso toda vez que no se ha notificado decisión judicial alguna.

Septem Nostra, que rápidamente denunció los daños causados, se queda con el lamento de no haber obtenido nunca respuesta por parte de la Administración. Eso a pesar de que lo solicitó y de que la propia Ciudad respondió diciendo que nunca había recibido petición de informe alguno por boca de la asociación.

En una carta remitida al Defensor del Pueblo quedó de manifiesto que esa respuesta no obedecía a la verdad, puesto que sí constaba cómo Septem Nostra había solicitado un informe técnico de los daños causados, mostrando especial preocupación por la destrucción, muerte y deterioro de especies de fauna como la Patella ferruginea. “Si estos informes obraban en poder de la Consejería, debían haberse proporcionado cuando se solicitaron en los términos previstos en la ley reguladora de los derechos de acceso a la información”, expuso la Defensora.