• La explosión de natalidad de 2015 y la reducción del abandono escolar temprano propician un incremento del alumnado, que volverá a clase el lunes

Más alumnos y más docentes en los centros educativos. Más Educación Física y más Lectura en las aulas. Más oferta de Formación Profesional en los institutos. El próximo lunes comenzarán las clases del año académico 2017-2018 en todos los niveles preuniversitarios (el miércoles arrancarán en la UGR) con 20.623 alumnos, una cifra que el director provincial de Educación, León Bendayán, auguró ayer en rueda de prensa que se acercará con el paso de las semanas y las matriculaciones que no cesan a los 21.000 debido a la explosión de natalidad que tuvo lugar en la ciudad en 2015 pero que no continuó el año pasado y a la caída del abandono escolar temprano en los institutos que ha traído aparejada la crisis y la desaparición de salidas laborales.

La Dirección Provincial ha logrado que los Servicios Centrales del Ministerio hayan autorizado un nuevo incremento del cupo docente local, el tercero consecutivo, en 13 unidades, con lo que este curso habrá trabajando en los centros públicos locales 1.292,5 maestros y profesores, casi un 5% más que hace tres años, 57 en términos absolutos.

Una parte vendrá a cubrir las necesidades de los CEIP Ciudad de Ceuta y Maestro José Acosta, en plena expansión en sus nuevas instalaciones, y las tres unidades de Infantil que se han añadido en los CEIP Andrés Manjón, Juan Morejón y Ortega y Gasset para mantener las ratios de Infantil en no más de 25 niños por clase. Con la LOMCE ya implantada y el Pacto de Estado por la Educación preparándose en el Congreso con un horizonte no inferior a seis meses, una de las novedades del curso será la ampliación a cuatro periodos lectivos de 45 minutos cada uno por semana (hasta ahora eran solamente tres) de Educación Física en primero y segundo de Primaria, una apuesta del Ministerio por los “hábitos de vida saludables” que se irá extendiendo progresivamente a niveles superiores.

La Administración también redoblará este curso su apuesta por la promoción del hábito lector en los centros educativos y completará el plan de reestructuración de la Formación Profesional que se puso en marcha con la llegada de Bendayán a la Dirección Provincial para mantener una oferta viva e ir introduciendo cambios en función la demanda tanto de los estudiantes como del mercado de trabajo. Este año se impartirán nuevas titulaciones en cuatro centros educativos.

El Ciclo de Grado Medio de Farmacia y Parafarmacia se sumará a la oferta del IES Almina, y los de Imagen y Sonido (Grado Medio) y de Estilismo y Dirección de Peluquería (Superior) a la del IES Camoens. También se ofertarán cuatro nuevos ciclos de FP Básica con un grupo cada uno. En el IES de Villajovita, el de Panadería y Pastelería, de la familia profesional de Hostelería y Turismo.

En el IES Siete Colinas, dentro de la familia profesional de Instalación y Mantenimiento, uno de Mantenimiento de Viviendas; y dentro de la de Edificación y Obra Civil, otro de Reforma y Mantenimiento de Edificios. Finalmente, el IES Puertas del Campo ofrecerá uno de Informática de Oficinas de la familia de Informática y Comunicaciones.

Becas

El director provincial también recordó ayer que el Ministerio mantiene abiertas todas las convocatorias de becas, tanto las de comedor (780) y transporte adaptado o no (150), cuyo plazo de presentación de solicitudes se cierra el próximo martes; como las de ayudas para la compra de material escolar (hasta el 20 de septiembre para repartir 6.070 de 105 euros cada una); para alumnos con necesidades de apoyo educativo (hasta el día 28) y las de Formación Profesional y Bachillerato (niveles postobligatorios, hasta el 3 de octubre).

Durante los próximos tres años el Ministerio abordará también la convocatoria de amplias oposiciones para reducir la tasa de temporalidad docente, que actualmente ronda el 25%. Si no hay contratiempos, en 2018 la convocatoria será para profesores. En total se estima que se convocarán cerca de 300 plazas.