El Ministerio Fiscal pide un año de prisión para un hombre acusado de violencia doméstica después de que, según la declaración de dos agentes de la Guardia Civil, persiguiera a su hermana, cuchillo en mano, con intención de agredirla. Los agentes intervinieron al toparse con la situación cuando entraban de servicio en la cárcel de Los Rosales, procediendo a la detención y posterior entrega al CNP.

Ayer tuvo lugar la vista judicial por estos hechos en el Juzgado de lo Penal número 1, quedando el caso visto para sentencia después de que la víctima se negara a declarar, celebrándose el juicio en ausencia ante la no presentación del acusado.

Fiscalía consideró probado el delito mientras que la Defensa consideró que no había pruebas teniendo en cuenta que su patrocinado había sufrido amenazas y agresiones de hermanos, por lo que podía estar escapando de ellos, no pretendiendo hacer daño a su hermana.