• Los propietarios del ‘Independence’ están intentando recuperar el barco, pero antes tendrían que saldar la deuda.

La Autoridad Portuaria espera instrucciones del Juzgado de Primera Instancia nº 5 y de lo Mercantil para que salga a subasta el buque ‘Independence’, sobre el cual pesan dos embargos. El Puerto de Ceuta está pendiente de recibir la comunicación judicial ya que quiere coordinar el proceso con esta administración. Aunque ocupa atraque en el Muelle España, su presencia tampoco preocupa a las autoridades ya que las instalaciones portuarias cuentan con espacio disponible y el Muelle está protegido.

Entretanto, los propietarios de la embarcación están intentado su recuperación aunque, para ello, tienen que solventar la deuda contraída con los distintos agentes actuantes además de proceder el juzgado al levantamiento de los embargos y que, por descontado, desembolsen las tasas portuarias. En caso de que el acuerdo del Consejo de Administración sea revocable y los propietarios salden su deuda, sería innecesario el inicio de un procedimiento tan farragoso como es la subasta.

Uno de los embargos corresponde a la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) en concepto de deuda con la tripulación, que el sindicato ya lo comunicará cuando reciba la notificación. Un paso aún sin dar por la Autoridad Portuaria puesto que los propietarios han expresado su intención de quedarse con el ‘Independence’ y, a fin de evitar rectificaciones posteriores, han optado por andarse con pies de plomo.

Un suministrador de combustible es el titular del embargo restante aunque, según los datos disponibles, la cantidad es poco relevante. El Puerto desconoce las cifras exactas porque, cuando recibe la orden de retención del buque por embargo, el juzgado tan solo comunica la orden de inmovilización del barco. En cuanto a su débito por las tasas portuarias, el ente estatal lo cifró en 23.000 euros.

A comienzos de mayo de 2016, un grupo de marineros indonesios y ucranianos fue repatriado a sus países de origen tras permanecer un temporada viviendo a bordo del ‘Independence’ tras ser abandonados por el armador. Su traslado fue por razones humanitarias a través de la ITF.

Un tasador del banco de la hipoteca lo valora

El banco que concedió la hipoteca envió a la ciudad autónoma a un tasador que calculó el valor del ‘Independence’, atracado en el Puerto de Ceuta desde principios de 2016. Una operación que también está en impase después de dos meses prácticamente ‘muertos’ ya que la evaluación fue a principios de julio. El interés de la Autoridad Portuaria de Ceuta no es otro que la garantía de que este buque desaparezca cuanto antes de sus instalaciones.