La consejera de Sanidad, Servicios Sociales, Menores e Igualdad y el consejero de Gobernación han asistido hoy en el aparcamiento subterráneo de la avenida Antonio López Sánchez-Prado (Gran Vía) a la colocación de un desfibrilador externo semiautomático.

Adela Nieto ha materializado así el compromiso de seguir ampliando el espacio público cardioprotegido, una acción del Gobierno de Ceuta puesta en marcha en 2011 al abrigo del Programa de Prevención de Riesgos Cardiovasculares del I Plan de Salud y continuada en el segundo.

La experiencia acumulada en las unidades de cuidados intensivos demuestra que la efectividad de la desfibrilación temprana en la recuperación de un ritmo cardíaco eficaz es del 90 % cuando es posible efectuar la desfibrilación en el primer minuto de evolución de la de la fibrilación ventricular (FV). Esta efectividad disminuye muy rápido: por cada minuto de retraso se reduce la supervivencia entre un 7 % y un 10 %, de forma que las posibilidades de sobrevivir transcurridos 10 minutos son mínimas.

De ahí la importancia de una acción como esta, que procura la disposición de DESA en zonas públicas caracterizadas por la afluencia de público.