• Fue el pasado día 18 nuevamente en el centro de salud del Tarajal

La doctora que sufrió la última agresión verbal en el centro de salud del Tarajal decidió, según ha podido conocer esta redacción, no presentar denuncia en la Jefatura Superior de Policía. Al parecer, tras salir del trabajo llegó ese mediodía a la Comisaría vio que había mucha gente y se marchó. Luego, telefoneó al Ingesa para analizar el tema de la asistencia letrada y le comunicaron que la abogada se encontraba de vacaciones, con lo cual entendía que iba a presentarse en el juicio totalmente sola, con lo que se reafirmó en no regresar a Comisaría a formular su denuncia contra ese paciente.

Todo comenzó por las mismas razones de incidentes de parecidas características en el mismo centro de salud: un paciente que acude a solicitar una receta de psicotrópicas que al no tenerlos pautados se le niega por parte del médico que le atiende. Este individuo comenzó a proferir insultos y se puso muy violento. Entonces, decidió subir a la segunda planta al afirmar que iba a solicitar un cambio de médico. Con los nervios totalmente perdidos se dio un golpe contra un cristal, teniendo que se atendido por los servicios médicos del centro de salud.

Una situación verdaderamente violenta la que se tuvo que vivir en esa jornada del 18 de agosto y donde intervino el vigilante de seguridad y no quedó más remedio que llamar a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Hay que recordar que desde el pasado mes de mayo han sido cuatro las agresiones que han sufrido varios médicos y personal facultativo del mencionado centro de salud y que incluso hubo una concentración en el mes de junio donde se solicitaron medidas por parte del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria. Además, partiendo de la base que todos los casos se centraban en la petición de psicotropos que no están pautados para estos que lo solicitan, se insistía en encontrar otras fórmulas que no permita la repetición de tales hechos.