La Ciudad ha incluido entre las próximas encomiendas varias actuaciones de envergadura en barriadas, siendo la más relevante la que se llevará a cabo en Claudio Vázquez, que absorbe una inversión de 4,3 millones de euros. El proyecto está terminado y contempla la mejora de la accesibilidad o la renovación del mobiliario y eliminación de barreras arquitectónicas.

Así también se contempla una partida de 16.060 euros para la recuperación y mejora del frente litoral en playa Miramar y los 154.000 ya anunciados para la construcción en Loma Colmenar del aparcamiento para vehículos patera.

En el entorno de la ermita de San Antonio se contempla una inversión de 489.000 euros para actualizar el proyecto de mejora de los aledaños de este lugar así como otros 500.000 para la adecuación del ‘José Acosta’ en instituto.