• El can era potencialmente peligroso y el propietario llegó a insultar a los agentes

Según nota de prensa de la Jefatura de Policía local, los hechos ocurrieron el pasado miércoles. Fueron requeridos desde el Centro de Comunicaciones del 112 porque un ciudadano alertaba de la presencia de un perro suelto de los considerados potencialmente peligroso en la Playa del Chorrillo.

Los agentes al personarse en el lugar, encontraron al can suelto, sin bozal, creando gran inquietud a los usuarios de la playa, según el comunicado. Una vez localizado el propietario que se encontraba por el lugar, observaron la pasividad del mismo, mostrando una actitud nada colaboradora, desistiendo ante los agentes de atar al can y de aportar documentación para la identificación del animal, llegando a insultar  a los agentes según la nota enviada por la Jefatura. “Ante los hechos, se extendieron denuncias según establece la normativa vigente por la tenencia de un animal potencialmente peligroso, suelto y sin adoptar medida de seguridad alguna, poniendo en riesgo al resto de usuarios en la playa e incumplir la obligación de tener documentado y registrado este tipo de animales.

Al incumplir las obligaciones establecidas que rige la Ley y siguiendo el protocolo establecido, el Servicio de Laceros de la Ciudad se personó en el lugar, verificando con el sistema de rastreo que el can carecía de “chip” y por lo tanto no figuraba registrado, procediendo al traslado a la Perrera Municipal.

El propietario fue denunciado por incumplimiento de las Ordenanza Municipal del uso y aprovechamiento de playas y se le extendieron 3 denuncias por la L.O 4/15 de Seguridad Ciudadana por falta de respeto a los agentes, por poner en riesgo la seguridad ciudadana llegando a causar desórdenes y por tenencia de sustancias estupefacientes.