Autor: Jorge Uriel Gómez

Imputaciones, ceses y dimisiones

La preventiva es la mejor de las medicinas, y aquí es donde empieza la responsabilidad política. Nadie pone al zorro a cuidar gallinas y espera que estas salgan sanas y salvas. La política de nombramientos es quizá la más peliaguda de todas las decisiones que debe tomar un gobernante, porque sobre ella se asienta, no sólo la confianza en la ejecución de los proyectos, sino también la custodia del patrimonio que todo el Estado pone a disposición de estos nombramientos. Es difícil conocer a una persona. Mentiría quien dijese que se conoce a sí mismo. Eso es tarea reservada a ascetas y místicos, pero tras varios años de trato digamos que sí se puede saber si una persona es lobo o cordero, sobre todo si estaban sonando las alarmas por doquier. Y es aquí donde la responsabilidad política comienza a ser doble: la primera por negligencia en el nombramiento y la segunda por perseverancia en el error. Errare humanum est, sed perseverare diabolicum. Es un derecho fundamental considerar a todos inocentes hasta que se demuestre lo contrario, pero a la hora de gestionar lo público, la carga de la prueba recae sobre el gestor día a día. Por eso existe una ley de transparencia, para demostrar lo que debería resultar evidente- ley que elaboró el PP, que apoyaron PNV y CiU, y a la que votaron en contra todos...

Leer Más

Una deuda histriónica

Fueron los socialistas andaluces los primeros en acuñar el término “deuda histórica” . En 1981 el primer Estatuto de Autonomía recogía la demanda de lo que entendían como déficit en las transferencias, con el objeto de sacar algo más de 1.200 millones de euros del resto del Estado. Una astuta forma de demandar más cuartos de una balanza nacional que siempre ha tenido tendencia a inclinarse hacia otros lugares de España. Nada hay de original en el que no tiene más ideas que su supervivencia política. Por eso, el cada vez más acentuado radicalismo ceutí – y melillense – ha adoptado el término para reclamar una “deuda histórica con los musulmanes”, evidenciando con esa defensa lo que verdaderamente piensan de la comunidad musulmana y su identificación con Ceuta y Melilla. La petición que más tiene de histriónica por teatral que de reconocimiento histórico, pone en entredicho la integración de todas las comunidades que vivimos por estos lares a la hora de formar una sola identidad territorial. Para esta histérica solicitud los musulmanes no son, ni han sido, una parte del total de toda la comunidad ceutí y melillense. Para ellos, los derechos y obligaciones de los musulmanes han sido y son diferentes al del resto de comunidades. Piensan que el musulmán es diferente a cualquier otro de las otras muchas comunidades que convivimos en paz y por eso los...

Leer Más

¿Quo vadis PP?

Que el PP ya no es el mismo que el de Aznar o que hace 5 años, es algo que todo el mundo percibe, y nada tendría de anormal si esto se debiese a la evolución natural de un partido vivo que ¿tiene renovación generacional? Los partidos políticos deben adoptar soluciones a problemas actuales, y eso implica nuevas ideas, nuevas soluciones y una adaptación a los tiempos. Que el Partido Popular se desarrolle no es en sí un problema, la cuestión es si los actuales populares han mutado tanto que, han olvidado y abandonado sus bases ideológicas que lo constituyeron como primera fuerza política del país, para acomodarse a un clima de corrección política, con la ambición de encontrar y ampliar nuevos nichos de votos; a sabiendas y con el olfato de buen cazador, que percibe una sensata prevención en el electorado ante la atroz oposición política existente. Es tan árido el desierto que hay fuera del PP que se atreven a tensar la cuerda con el votante base hasta lo inimaginable, a la espera de que nadie se atreva a plantearse eso de barcos u honra. El Partido Popular no es una entelequia. Está compuesto y dirigido por personas reales y quizá sea la actitud personalista con la que algunos barones se mueven, la causa de tanta abjuración de unos principios que ahora, no sé bien a causa...

Leer Más

Zafiedad parlamentaria

Afirmaba el poeta alemán Novalis que “las palabras son la configuración acústica de las ideas” y por la batahola que forman los milimétricamente artificiosos adanes de la política, sus ideas no deben ser muy buenas. El vocabulario y las expresiones que utilizamos habitualmente describen mucho nuestra vida interior. Desde nuestra formación, educación, cultura y recursos intelectuales, hasta nuestra salud mental y espiritual vienen reflejadas por el modo en el que nos expresamos. Al fin y al cabo, para aquellos que fundamentalmente utilizamos el verbo en nuestras relaciones humanas, las palabras son nuestra carta de presentación al mundo y la caricia o bofetada que ofrecemos al otro. No se trata de si muchas o pocas, si elegantes o comunes, sino de groseras o decorosas, y este es el verdadero problema de los neocomunistas -podemistas y socialistas radicalizados, populistas ambos- . Se trata de una cuestión de respeto, de honestidad, de estimación, de dignidad hacia ellos mismos, y hacia los demás. La utilización de un lenguaje tosco por su escasa calidad y educación, y violento por falso, torcido e innatural, denota no sólo el carácter torticero de sus fundamentos ideológicos, sino también la pertenencia a la misma laya con los que intercambian salivas y malas babas: los violentos filoetarras, los cleptómanos catalanes, o la legión de felones que ahora florecen en cualquier región de España regados por el erario público. Claro...

Leer Más

Una austeridad de mariscadas, Ritz y limusina

Así las gasta el populismo, una cosa es lo que dicen y otra es lo que hacen. Esta nueva clase política, aunque da motivos para pensar que se quedan ayunos en los discursos, parece haber leído a San Pablo en su primera  carta a los corintios, y descreídos practican a diario el “comamos y bebamos que mañana moriremos [en las urnas]”. Desde luego que son diferentes, nunca había existido tanta avidez por el lujo a cuenta del erario público. Desde que están los populistas con una mano en los dineros de todos, las cuentas que van aflorando tras el escaso tiempo que llevan en los gobiernos – aunque a algunos se nos antoje eterno; no vamos asaltando sus sedes, ni reventando actos de los que piensan diferente – dibujan a unos ejecutivos populistas manirrotos que gustan gastar sin medida en sus cuerpos físicos y ombligos ideológicos, con la boca llena de anticapitalismo y la barriga de mariscadas sufragadas por todos. Predicando sin dar ejemplo se desplazan en bicicleta delante de la cámara de televisión y en limusina con chófer en cuanto pueden, defienden al movimiento ocupa pero descansan sus delicados cuerpos en los mullidos colchones del Ritz, simulan defender a la gente llana y viajan en clase business ; y es que es difícil, una vez abandonado el mundanal ruido y conocido esto de la alfombra roja y el...

Leer Más

El populismo se arruga

No cante victoria, pero la derrota moral que acaba de sufrir el populismo holandés es un alivio para la prosperidad de la sociedad europea. El fracaso del neofascismo – la otra cara de la moneda que comparte con el neocomunismo – podría suponer, parafraseando a Churchill, el final del principio de los populismos europeos. Lejos de que esta vetusta y excluyente ideología política henchida de fobias abandone nuestros horizontes parlamentarios, parece haber recibido un revés no definitivo, pero sí decisivo, en una batalla que se acabará dirimiendo en la Francia dicotómica de las libertades y de Le Pen . El dicterio al que nos tienen acostumbrados este tipo de políticos, a los que la Constitución les parece papel mojado, y los símbolos nacionales una “cutre pachanga fachosa”, les ha llevado a ser percibidos como lo que son, una ideología basada en el desprecio hacia los demás, un desprecio visceral y radical, con el franco deseo de exterminar pública y socialmente, a quien no milita con ellos. No sólo denotan un discurso público grosero y procaz, sino pereza mental, innobleza en el propósito, y maldad en la actitud. Todo esto acaba agotando hasta al pirómano más entusiasta, por muy ferviente contribuidor inquisitorial que sea de la pira expiatoria, por mucho que desee purgar a todo aquel que se atreva a discrepar, vivir siempre situado en la crispación y desde la...

Leer Más

¿Tiene algo que perder Ciudadanos?

La respuesta es contundente: sí, votos. Ciudadanos se encuentra en la postura cómoda de estar en la oposición, y aún no ha caído en la trampa fácil del populismo, ni en sacar réditos de la segmentación social, ni en realizar brindis al sol cada vez que se les acerca una cámara. Pero esta formación política está apunto de cruzar el Rubicón, o mejor dicho, de que César – electorado  – esté decidido a cruzar el río con la firme determinación de acabar con ellos. Han crecido tan rápido en el ámbito nacional que parecen definirse continuamente. La oposición moderada y constructiva que hasta ahora venía haciendo amenaza con volverse en contra de un electorado que saben que tienen prestado, proveniente del descontento de mucho votante popular y la desesperación del socialismo prudente. Ningún votante de Ciudadanos espera que su voto sirva de soporte a un gobierno constituido por populistas y radicales, y entiéndase por estos a Podemos y sus franquicias junto con el socialismo extremista que ahora prevalece bajo las siglas de un PSOE herido de gravedad. Ciudadanos sabe que tiene mucho que perder y los populares arriesgan con ello la estabilidad del Gobierno nacional y el regional murciano a sabiendas de que la pelota siempre se ha jugado sobre el tejado de los de Albert Rivera y de que, hagan lo que hagan los de la formación naranja...

Leer Más

La pérdida de la razón

Atribuyen a Albert Einstein la autoría de la frase donde expresaba lo ilimitado de la estupidez humana: “Dos cosas son infinitas: la estupidez humana y el universo; y no estoy seguro de lo segundo”. Quizá, como mente preclara que fue en sus tiempos, llegó a vislumbrar el grado de necedad que algunos de nuestros insignes políticos alcanzan en estos días. Todos los años, el Ejecutivo comunitario, nos agasaja con un informe económico donde detalla el cumplimiento de nuestros compromisos como socios europeos. El informe, que más tiene de médico que de informe económico: nos diagnostica de males, aclara su etiología,  y nos da la receta para curarlos; ha acabado señalando el fuerte crecimiento económico comparativo que ahora tenemos, y aquí se acaba el espacio para la autocomplacencia. El ambivalente informe, achaca las virtudes de ese crecimiento económico a las reformas estructurales emprendidas por el Gobierno y otras causas; y también culpabiliza a este mismo Gobierno y a sus decisiones políticas de “grandes desequilibrios”, desequilibrios entre los que se encuentra tener el dudoso honor de ser el segundo país de la Unión con mayor tasa de temporalidad en el empleo, el aumento de diferencias sociales y el crecimiento de la población en riesgo de exclusión social. Ahora debemos preguntarnos ¿cuál es la verdadera razón de los gobiernos ? o de otra forma ¿ en qué unidades medimos el progreso social...

Leer Más

178 maneras de saltarse la ley

Casi doscientas vulneraciones de la ley, esa es la cifra que el llamado “proceso separatista catalán” deja como herencia histórica en tan solo un año; corrupciones aparte. Setenta y seis violaciones documentadas del Código Penal, 21 afrentas a la Constitución, 10 contra el propio Estatuto de Cataluña, delitos contra la propiedad, delitos de prevaricación, ultrajes a España, a sus símbolos y a sus leyes, delitos de injurias, amenazas, incumplimiento de resoluciones judiciales, y contra la libertad de reunión; son un epígrafe de las bases sobre las que pretenden construir un nuevo país. En nombre del ilegítimo, caprichoso y espurio proceso que espolea la sedición, se violan constantemente las normas que garantizan la convivencia, los derechos y las libertades; vulneraciones que no son estocásticas, sino que obedecen a una planificación, no sólo en contenidos y objetivos, sino también por los momentos en los que deben ser ejecutadas, como lo atestiguan el descenso en agosto y los repuntes en fechas destacadas como la Fiesta Nacional. Copropietarios, junto con la izquierda, de esa hiperlegitimidad que se arrogan, intentan hacernos creer en una imagen pacífica, tolerante, democrática y victimista, cuando la realidad es precisamente lo contrario: la exclusión social para aquellos que tímidamente se atreven a revelar su contrariedad al discurso nacionalista, llegando a tal punto que son legitimadas por omisión las agresiones físicas y verbales a cualquier ciudadano que porte algún distintivo...

Leer Más

Las pensiones, retrato de la sociedad

Siempre en cuestión la hucha de las pensiones, o mejor dicho, en peligro en manos de pirómanos del dinero público; y lo que es peor, a sabiendas de que la presidenta de la comisión del Pacto de Toledo es Celia Villalobos, consumada jugadora del Candy Crush mientras la Administración Pública le paga su extraordinario, por poco frecuente, salario de política incombustible. Es de temer que nada bueno, o al menos concienzudamente elaborado, salga de esa comisión. El modelo español de pensiones públicas es distributivo, es decir, entre todos los trabajadores actuales se pagan las pensiones de ahora, y los números rojos indican que las cotizaciones de los trabajadores no son suficientes para pagar a los que en este momento reciben esas pensiones; por lo que es necesario o la disminución de las mismas, o el aumento de ingresos de la partida destinada a este gasto. Es decir, o cotizamos más durante más tiempo, o aumentamos los impuestos y destinamos lo recaudado a tal fin, o disminuye el importe de las pensiones, o abandonamos a la gente a su suerte mercantilizando las pensiones y que cada uno se las apañe. Postura última que parece apoyar el Gobierno, todo un retrato de la sociedad. Existe otra vía nada explotada. Hay ciertas partidas presupuestarias que deberían ser intocables: educación, sanidad, salarios públicos, seguridad, pensiones… Y otras tantas que deberían desaparecer íntegramente antes...

Leer Más

Buscador de artículos

La Compañía de Honores de la Comgeceu arría la Bandera en la plaza de África
Sesión resolutiva del pleno correspondiente al mes de abril de 2017
El Tarajal recuerda a las porteadoras víctimas de la tragedia
Sumergidos en los cuentos en el ‘Mare Nostrum’
Cara y cruz de la inmigración
Entre clase y clase – Reina Sofía
En la Piel de: Costaleros