Autor: De norte a norte - Carmen Echarri

Agresiones en sanidad

No sé ya la de veces que se ha denunciado la situación que atraviesa el ámbito sanitario. No ya la que atraviesa a nivel laboral, que también, sino la que le afecta en materia de seguridad. No es de recibo que un médico, un enfermero, cualquier otro trabajador acuda a su centro de trabajo con miedo. Con miedo a toparse con un energúmeno que les amenace o les llegue a golpear. Casos ha habido. Hay, de hecho, demasiados precedentes. Y eso que no se publica la cantidad de amenazas que sufren estos profesionales porque muchas veces ni siquiera reparan en hacerlas público. Se cansan, aunque sea grave lo que está ocurriendo. En las últimas 48 horas han ocurrido dos hechos que han llevado a una movilización. Antes han sucedido más casos en los que se han visto implicados vigilantes de seguridad sobre cuyas espaldas recae el control de estas instalaciones y que, reconocen, no disponen ni de medios ni de recursos humanos suficientes para abordar cuestiones que les superan. Hace unos meses, el director provincial de Ingesa, o mejor dicho, el jefe político que atiende las directrices de los que les mandan y no las que casan con la realidad, habló de revisar los protocolos existentes. Dijo aquello después de que un elemento quisiera matar a otro con una hoz y terminara siendo reducido por los vigilantes. Después también...

Leer Más

Invisibles y vergüenza

A fuerza de repreguntar, la senadora de Podemos, Maribel Mora, ha conseguido que el Gobierno empiece a mostrar sus cartas en torno al papel de las porteadoras y a cómo son consideradas. Porque a Mora le respondieron en su día lo que quisieron, es decir, nada. Algo habitual en un Gobierno al que le incomoda que le pregunten sobre asuntos en los que, sabe, algo no se está haciendo bien. Así que la senadora preguntó y preguntó hasta que sacó la respuesta que hemos conocido estos días: a ojos del Gobierno, las porteadoras no pueden ser consideradas trabajadores transfronterizas. Es decir, estas miles de mujeres que cruzan a nuestra ciudad para cargar sobre sus espaldas kilos y kilos de mercancía que sostienen un comercio que se etiqueta como atípico son una especie de invisibles, último eslabón de una cadena económica que, en el fondo, no figura en ningún lugar. O, mejor dicho, no figura en lugares respetables y respetados. La explotación se produce ante nuestros ojos igual que sucediera hace años. Porque en nada hemos mejorado, a pesar de que ahora nos venden eso de que ‘cargan menos’, como si las imágenes que se repiten en el Tarajal fueran por eso más dignas. No. Son iguales de tremendas. Porque llueven los mismos palos, las mismas opresiones y las mismas explotaciones de antes, aunque ahora los bultos obedezcan (o no)...

Leer Más

Frontera

La frontera asoma como un monstruo que termina devorando todo. Tanto es así que ha sido capaz de absorber el trabajo de prácticamente toda la Policía Local, dejando servicios sin cubrir. Lo denuncian los propios agentes: llaman ciudadanos por accidentes, por ocupaciones de aparcamientos… y no se puede atender con presencia policial porque hay que organizar las colas kilómetricas que siguen colapsando la carretera nacional y haciendo imposible la fluidez. Seguimos igual. O peor. Esto último sería más acertado. Vamos a peor sin que parezca que haya remedio alguno. Tal es así que parece que nos vamos acostumbrando a una realidad que ha terminado por deformar el día a día en la ciudad, anulando costumbres, impidiendo conexiones y marcando la vida de muchas barriadas. Ayer sin ir más lejos se tuvo que suspender una concentración por el día del refugiado. Es simplemente una anécdota. Más grave, mucho más, es la realidad que sufren quienes ven coartadas sus funciones porque son víctimas de un problema que está ahí y que no tiene solución. Hay empresas que empiezan a arrojar cuentas de resultados negativas. Y empresas que se desplazaron a Ceuta con sus marcas porque venían a captar un cliente marroquí que ya no cruza. Es una realidad, queda poco para que empiecen a denunciarlo y asustar a las autoridades, que han visto cómo su terreno competencial ha ido perdiéndose y...

Leer Más

Quejas con sentido

Hay denuncias que se repiten en el tiempo. Que son expresadas por los sufridos ciudadanos una y otra vez, pero que sin embargo no son atendidas o, de hacerlo, sucede mal y tarde. Hoy, vecinos de la Almadraba nos ponen de manifiesto el mal estado del acerado. Lleno de boquetes, cualquiera que pasee por el lugar paensará que se trata de un estado temporal, dadas las condiciones que presenta. Lo atribuirá a una obra inacabada. Pero si se le pregunta a los asiduos de la zona o a los vecinos, le entrará la vergüenza al saber que llevan años así, esperando que alguien acometa una actuación que, a todas luces, resulta urgente. Del acerado de la Almadraba se podría escribir una novela, incluyendo un amplio pasaje a los que, faltos de vergüenza, permiten que siga así, en ese deplorable estado, durante años. No debe ser tan difícil acometer y atender las pequeñas reclamaciones ciudadanas, salvo que la explicación sea otra. Quien habla de la Almadraba puede hacerlo también del centro. Tenemos calles con el acerado completamente destrozado que llevan meses con la promesa de ser arreglado. ¿Cuánto hay que esperar?, ¿cuántas caídas hasta que se arreglen las hileras de baldosas desencajadas o rotas porque nunca se pusieron bien? Miren la calle Fernández, por poner un ejemplo. Estas atenciones ‘domésticas’, por llamarlas de alguna forma, son las que en verdad...

Leer Más

Fuga de profesionales

Ceuta, como destino, está dejando de ser atractivo para determinados profesionales. La fuga teñida de malestar comenzó en las fuerzas de seguridad por sus enfrentamientos con Hacienda. En este punto habrá que diferenciar bien los casos de quienes tienen la razón y han sido víctimas de una persecución porque sí (ya hay sentencias que lo están apuntando) de los que no, de los que simplemente constituían un ejemplo de lo que no puede hacerse porque esas diferencias, de ser consentidas por la Administración, supondrían un grave agravio comparativo con los demás ciudadanos. Y ahí sí que no. También es cierto que en esa campaña disfrazada de lucha contra el fraude que encabezó la Agencia Tributaria ha habido un especial detenimiento en determinados colectivos y no en indagaciones más serias. De las fuerzas de seguridad se pasa ahora al ámbito sanitario. En donde también habría que debatir las auténticas causas que hay detrás de la marcha de especialistas, pero esto no quita que tengamos un problema cada vez mayor porque los especialistas optan por abandonar  sus áreas generando un problema para todos los ciudadanos. Ahora conocemos que la Unidad de Hombro del Hospital peligra, que la Unidad de Mama y la del Dolor han perdido a un cirujano y a una anestesista… que hay más especialidades en las que sus titulares están sopesando dejar la ciudad porque no les resulta...

Leer Más

La mercancía

Son escenas que acostumbran a repetirse en la frontera. La Guardia Civil recibe órdenes y se empieza a controlar a todas aquellas personas que salen a Marruecos con bolsas. Las medidas llegan al extremo de registrar bolsa por bolsa o de permitir que cualquiera que lleve una maleta, chilaba y pañuelo tenga que ser ya etiquetada como porteadora, impidiéndosele que cruce al otro lado con sus pertenencias. El tiempo del control dura lo que manda la clase política, existiendo periodos en los que nada se controla o pasando al actual, en el que se frena la salida de cualquiera que porta una bolsa de patatas y una botella de refresco. No, no estoy exagerando, es la verdad. Ha ocurrido, y no una vez en plan ‘anécdota del día’. Muchas más. Incluso mostrándo el ticket de compra se ponen problemas. Los GRS son convertidos en controladores de la mercancía, se utiliza a una unidad especializada en control de masas para ejercer un registro de bolsas portadas por hombres y mujeres, mientras dejamos el perímetro confiado a la colaboración marroquí. Eso sin contar la forma en que se disponen los turnos y los horarios, que también sería digno de crítica haciendo la comparativa de cuánto agente por cruce hay y a qué Cuerpo pertenece cada uno. La población se queja. Normal. En una ciudad en la que las normas se aplican...

Leer Más

Sensaciones

De un tiempo a esta parte hay una amplia parte de la población que se muestra confusa, inquieta, sin saber qué rumbo seguir. Existe una sensación evidente de inseguridad en torno al futuro inmediato de una ciudad a la que parece que han puesto contra las cuerdas. Pareciera como si se hubieran confabulado contra la misma hasta el punto de llevarla al agotamiento. Hay una sensación de cierto pesar que se va adueñando de mucha gente hasta enrarecer demasiado el ambiente. Y eso no es bueno. No es bueno para una ciudad alegre, abierta, en la que incongruentemente no hacen sino colocarse trabas. La torpeza se ha hecho dueña hasta dominar muchas decisiones de peso que han sido determinantes en lo que está pasando. La frontera tiene mucha culpa de esto. No hablo de los grandes intereses empresariales, habló también de las relaciones personales, de ese trasiego y esa circulación entre dos países tan necesaria que se ha cortado de raíz. Quién no tiene familia al otro lado, amigos, relaciones… todo eso se ha cortado convirtiéndose en un lastre, en un poso más para llevar a Ceuta al agotamiento. Ayer el delegado del Gobierno se excusaba por sus desafortunadas declaraciones. Quizá más que excusarse debería hacer una reflexión obligada sobre su fracasado talante dando un giro radical a su manera de gestionar y afrontar unos problemas que no son...

Leer Más

La historia de Samir

Dos años en coma y en el olvido. Así se titula el reportaje que hoy ofrecemos sobre la historia de Samir. Un joven marroquí que lleva todo este tiempo en coma, en una habitación del Hospital. Fue víctima de un accidente que aún no se ha investigado como se debe. Desde aquel golpe fatal ha quedado postrado en una cama. Constituye uno de esos casos, una de esas historias que difícilmente puede ser asimilada, pero es real. La madre es quien cuida a este joven. Es la propia madre la que siempre ha reclamado que se sepa la verdad, que se conozca lo que ocurrió para que su hijo terminara como está. Siempre ha luchado para que aparezcan los testigos de ese accidente, que cuenten lo que vieron para ayudar a que la verdad se esclarezca y que se sepa realmente cómo se produjo el golpe que terminó en esta situación. Dos años después de lo ocurrido cuesta entender cómo este joven ha terminado ahí, perdido y olvidado en una habitación del hospital, sin saber qué futuro médico tiene o qué mejoras pueda experimentar su caso. La Defensa de esta familia lucha para que la verdad salga a la luz, pero mientras tanto todo ha quedado ahí enquistado, perdido, sin que haya siquiera una puerta a la esperanza. “No quiero nada, quiero recuperar a mi hijo”, pide su madre,...

Leer Más

¿Qué hizo el director benemérito?

La Delegación del Gobierno comunica a los medios de comunicación que el mandatario de la plaza de los Reyes ha trasladado al secretario de Estado de Seguridad lo que está sucediendo en Ceuta con las colas y demás. Es decir, le está informando al detalle del colapso circulatorio que se genera en la carretera nacional, dibujando un escenario que hace unas semanas este mismo delegado dijo que no era caótico. Ahora sí lo debe ser, por eso acude a Madrid para, entre otras reuniones, informar al señor Nieto de lo que está pasando. A finales de mayo nos visitó el director general de la Guardia Civil, José Manuel Holgado. Quien además de no hablar con los medios de comunicación, sirvió de paño de lágrimas a Juan Vivas cuando este le dijo en privado que la frontera “era una mierda”. Le prometió que nada más llegar a Madrid le trasladaría todas sus quejas al secretario de Estado de Seguridad. Así que no sé ustedes, pero yo no entiendo nada, salvo que cada vez estoy más convencida de que a Madrid le importamos un carajo. Si hace tres semanas el director benemérito informó al secretario de Estado del grave problema en Ceuta, ¿cómo es que nada se ha hecho?, ¿cómo es que ahora nos venden como noticia que el delegado del Gobierno ha expuesto con detalle lo que sucede a la...

Leer Más

Cuando se dice… nada

Consejo de Gobierno. Cita habitual de los viernes en la que el Ejecutivo local se somete a las preguntas de los medios de comunicación e informa de los acuerdos que hayan tratado. Como no puede ser de otra manera surge el tema de la frontera. Hoy por hoy es el mayor problema que tiene esta ciudad, porque sus repercusiones nos afectan a todos de forma directa o no. El Gobierno se ve obligado a dar la cara, mientras llevamos esperando más de un mes a que el delegado lo haga. Suena a chiste que siendo el asunto competencia del segundo sea el primero el que sale  a la palestra para hablar de ello. Y en esta ocasión se habló, aunque haciendo una espectacular puesta en escena de cómo decir algo sin contar nada. La portavoz accidental, Mabel Deu, lo bordó. Supo salir del aprieto dejando bien a todo el mundo pero sin dar una sola respuesta sobre qué se va a hacer en este asunto más allá de probar medidas a modo de experimentos a ver qué tal nos salen. Porque eso es lo que se ha hecho hasta ahora: probar, probar y probar mientras la ciudad sigue estando igual de colapsada. Nos merecemos una respuesta política que nos garantice cierta tranquilidad. Hoy por hoy eso no existe. El ciudadano asiste al baile de unos gobernantes a losque todo...

Leer Más

Buscador de artículos

Portal del Suscriptor

Acceso usuarios con cuenta

Empieza el ‘Summer Camp’ de baloncesto
Vilal Ahmed y Susana Román revalidan el título en el Triatlón ‘Ciudad de Ceuta’
Graduación de la IV Promoción del Grado de Enfermería
Todo preparado para celebrar la Musal-la el lunes
Derroche de arte en el escenario
El Nervión se hace con el título en las dos categorías
Los ceutíes celebran la noche de San Juan