Seleccionar página

Autor: Basilio/Acefep

No es caridad

Es compromiso. No cierres los ojos pues son las puertas del alma. No vuelvas la mirada, pues es sigo de pereza. Acefep acude a su IV Gala Benéfica con un resultado sobre la mesa: hay naturales de Ceuta con un trastorno mental grave que se despiertan cada mañana con ganas de pasar el día. Al margen de victorias mayores, es un buen comienzo. A falta de un cambio en la filosofía del Estado sobre Salud Mental y en la distribución de recursos, el movimiento asociativo pro salud mental llena un espacio fundamental. Las ayudas que recibe se trasforman al instante en programas que buscan mejorar la calidad de vida de los usuarios, y le dan una proyección que puede llegar al medio plazo. (No queremos que nuestra gente se eternice en el taller de habilidades; queremos que recuperen la esperanza por un proyecto de vida estable). Es cierto. Es muy difícil la ejecución de la Estrategia del Estado en Salud Mental, el perfeccionamiento de las Unidades de Salud Mental y su correlación con los servicios sociales hasta la integración en la comunidad. Es una batalla mundial, pero hay algo que sí podemos hacer de un día para otro, y es cambiar la mirada. Ver en el otro, no sus limitaciones, si no sus potencias, sus ganas de vivir, su predisposición en el sacrificio, y su inocencia. Definitivamente, hay gente...

Leer Más

El espacio simbólico

Muchas veces me distancio de la vida que sucede alrededor y me refugio en mi mundo de dudas y certezas. Tan es así, que creo que estos mini retiros han condicionado mi persona desde mi más tierna juventud, hasta hacerla más ágil y más sincera. Ya en la sierra, el firmamento me sirve de espejo; ambos aspiramos al orden. Es curioso esto que pasa en mi sistema de pensamientos: puedo concebir la infinitud del espacio, en cambio, no puedo conciliar la idea de que haya algún ser que no ocupe lugar. Los libros que conforman la experiencia o la memoria ¿adónde descansan? Pasaron las calendas, las noches en el camino, y los estragos de la frustración, y al proyectar mi vista sobre las estrellas obtuve la solución: El contrario de la “infinitud” es el “espacio simbólico”, no es la “nada”. La nada implica la no existencia del espacio, y esto es imposible. Dicho de otro modo; la memoria, el saber, ocupan un espacio tan pequeño que bien puede pasar por simbólico. La nada ocupa un lugar simbólico, y eso es una contradicción; y la contradicción nos hace débiles. Y pasaron las imágenes de la historia, los traumas de las guerras, y la ingravidez de las teorías que forjaron mis pensamientos. Así hasta los días de hoy, donde me encuentro defendiendo una columna, combinando palabras hasta agradecer un atisbo de...

Leer Más

El origen de los mitos

No existía, y sin embargo, estaba ahí. En algún lugar del viento que sacude nuestras almas se encuentra el relato de aquello que aspiramos a ser. La pureza original deja paso a un mundo de sinsabores que nos alejan de la esencia, y siendo así, la vida se convierte en un laberinto del es difícil atisbar la salida. Las cadenas de la inmediatez hace que supuren las heridas y nos privan de la distancia, aquella cualidad de las cosas que reconforta nuestro entendimiento, nuestra ciencia y nuestra mente. Entonces, como ciudad que emerge desde las profundidades de los océanos, tienen fama y vida propia los mitos. A través de historias lejanas, de héroes y villanos, los creadores de mitos intentan acercarnos al recuerdo de aquello por lo que vivimos; una galería de imágenes que simbolizan algunos de los momentos que estamos destinados a vivir; que la vida nos pone en el camino sea cual sea nuestra condición. La voz de los oráculos nos dará la pauta a seguir. Si yo tuviera que elegir un hito que nos devolviera a Ítaca, éste sería la exaltación del agua y la cultura; dada la necesidad acuciante de una identidad supranacional o identidad universal, y que bien podría tener origen en la Biblioteca de Ceuta. Pero trasladémonos. Todavía me estremezco cuando paseo por la marina y levanto la vista hacia el Monte Hacho....

Leer Más

Conoce tu mente

No halléis culpable más que a mí si es que os perjudico con mi ciencia. Quiero decir así que mis conocimientos sobre la mente son sesgados; se basan en la observación, en la experiencia propia y en la experiencia compartida; nunca en el grosor de los libros. Pura simplicidad, pura forma. Al otro lado del despacho, el psiquiatra. Tengo la facultad de recorrer la vida de los demás en fracciones de segundo. Lo hago y descubro un espíritu de acero; sólo desde la fortaleza y la quietud debe permitírsele a alguien dictaminar sobre la mente. Pero, ¿qué pasa, qué ocurre, qué pienso, qué digo yo como activista del movimiento pro salud mental En Primera Persona? Lo hago mirar: el sistema de salud gasta casi la totalidad de los recursos a paliar el problema de salud mental cuando ya se ha desatado. El afectado se ve involucrado en un círculo interminable e infumable de pastillas, de subidas y bajadas, de visitas y revisitas, cuando no de ingresos y reingresos. Insuficiente. Sólo quedan dos pétalos en la margarita: o seguimos con la política de hechos consumados y nos confiamos a la casualidad, o caminamos hacia la conciencia colectiva. Todos a una desde la escuela: “La mente existe y hay que cuidarla”. La modernidad debe llegar a la salud mental, el mayor desafío que tiene planteada la humanidad, pues la mente habilita...

Leer Más

Voluntad, el movimiento cero

Hacía tiempo que no experimentaba el fresquito de la sierra en la cara, así que me dirigí a Priego de Córdoba para incorporarme a un clinic de veteranos del tenis de mesa, cuya técnica nunca se termina de aprender. Es bien sabido que el nuevo año trae nuevos propósitos, y es así que me he propuesto como primera opción ponerme en forma, pero en serio. Últimamente he distraído mi ejercicio, ya que no es lo mismo entrenar dos veces por semana que a diario. La clozapina tiene como efecto secundario hincharte como un globo y la línea de la felicidad se ha expandido, así que he de redoblar mis esfuerzos. Pero habiendo voluntad todo es posible. Durante una semana he entrenado cuatro horas y media con jugadores de primer nivel, como si de un mocoso se tratase, para terminar con el cuerpo molido y hecho una sílfide. Lo que quiero decir aquí es que si media la voluntad gran parte de las cosas que parecían imposibles, se trasforman en asequibles y cercanas. La voluntad es ese impulso, ese tomar aire para los días de escasez, esa paciencia para vencer al enemigo que es la postración, esa medicina que nos llena de acción, ese reflejo al fin. El deporte es una apuesta segura cuando sopla el frío, y a diferencia de otras sólo requiere un poco de gravedad en el...

Leer Más

4,9

Hay muchas energías que favorecen y realzan el ánimo. Pienso en una: la ilusión por aprender. Por el contrario, se me cierran los puños de rabia cuando observo que esto pasa desapercibido a los ojos de nuestros jóvenes. Una vez más recurro a mi experiencia personal como fuente de conocimiento. Si he de establecer un punto de inflexión en mi oficio y deriva como estudiante ese fue el tema de los logaritmos, con el padre Javier. Por primera vez sentí que no tenía el control. Una sucesión de símbolos que dejaban frío mi intelecto; un extraño saber del que no entendía de dónde venía y hacia adonde me conducía. (Otra vez la filosofía como en el origen de las cosas). Hasta entonces yo era un estudiante ejemplar; el delegado de curso desde 1º de EGB hasta bien entrado el bachillerato. (Tan solo eclipsado por la brillantez y disciplina de un fuera de serie como José Luis Chaves). El caso es que mi impulso de la EGB, con notas de sobresaliente, empezó a diluirse, y llegué a COU y selectividad pidiendo la hora (tan solo apuntalado por mi suficiencia en inglés, mi pulcritud en los análisis sintácticos y comentarios, y esa cosa arcana que algunos llaman filosofía, que algunos otros sitúan como origen de la ciencia y la democracia, y que el sistema educativo se empeña en desaprender). Debido a...

Leer Más

“Abajito” del alma tengo un anhelo

Venceré cuando el mar me devuelva el mensaje de la eternidad, cuando las nubes grises dejen libre un mundo de colores, y el arco del triunfo signifique el fin del cautiverio. Pero, ¿acaso es gratis la vida en libertad, o es un talento que se ha de pagar? Es cosa mayor y certidumbre: estoy en deuda con la sociedad que me dio una tierra para labrar. El mar es ancho, lo sé, pues así se percibe, y el tiempo, de largo, es infinito. Pero en la playa de Calamocarro ocurren pensamientos que sólo la lucidez del vigía puede observar: ¿es la perfección una casualidad o es la pureza un libro por encontrar? A esas horas camino descalzo sobre piedras que trajeron las olas con el vaivén de los siglos. Pronto reinará la noche y habré guarecerme de la humedad y de su frío, a no ser que algún alma noble me entre en su cabaña y me dé cobijo. Al calor de las maderas agradecidas escribiré el libro de la hospitalidad, que por bello será entretenido. A buen recaudo los recuerdos renacen como las brasas mortecinas, y que al fin de la noche, como si de una despedida se tratara, suspiran su último calor. Algo arriba el sueño de Calamocarro crece el alcornoque por doquier y algún que otro cultivo. Es como un sortilegio. Los lugares tienen su voz,...

Leer Más

Decirle a la cuartilla

No digas que encimaste altas montañas por fiebre o por ambición. Di más bien que lo hiciste por beber del agua pura en el momento de la fundición.  Es así que el alma se ilumina en el contacto con lo infinito, y que el sol proyecta sus rayos con pasión. No es extraño decir que el alma es luz como el hielo es agua. Cuando una gota de luz se desprende del alma ocurre el conocimiento; el suceso supremo. Sin embargo, sólo con la maduración y tras largos viajes podemos advertir la luz del alma en su plenitud, la verdad indisoluble de una existencia placentera: el lenguaje de la humildad. Todo lo que ocurre ante nuestros ojos carece de valor si no le damos la dimensión adecuada, su lugar en la escala evolutiva, o en la estirpe de los pensamientos. Si algo alcanza máximo valor diremos que es necesario, ¿y se os ocurre algo más necesario que una gota de agua? Esa gota de agua que se desprende del hielo de las cumbres y que acabará irrigando los campos de la abundancia. Una gota de agua tiene el mismo valor que la inmensidad de los mares multicolor, ya que ambos son el símbolo de la vida. Como la humildad es el símbolo de la pureza. Di más bien que caminaste por hondos valles, y que despertaste del sueño efímero...

Leer Más

Buscador de artículos

Todos las actuaciones del COAC 2017

‘La Encuesta’: ¿Qué le ha parecido el concurso de carnaval, COAC?
Felipe VI ya preside el Salón Noble del Casino Militar
Normalidad en las primeras horas del ‘Tarajal II’
Patricia Sacaluga se prepara para los FP Skills
El Ceuta deja escapar vivo al San Roque de Lepe. AD Ceuta FC 1-1 San Roque de Lepe
La renovación de la mezquita Muley El Mehdi
Homenaje a cuatro grandes del carnaval de Ceuta
El Biutz cierra tras 12 años de porteo de mercancías
Entre clase y clase – ‘Lope de Vega’

2016: Un año de noticias con FaroTV Ceuta