El ceutí Karim A.M. conocido como Marquitos vuelve a salir a la luz pública después de que haya enviado una carta al juez de vigilancia penitenciaria de la Audiencia Nacional con una cucaracha en su interior. ¿El motivo? Quejarse de la suciedad en prisión. Así lo ha publicado el diario ‘El Español’.

Marquitos fue condenado por su participación en una célula yihadista que operaba en Ceuta, primero por la Audiencia Nacional y después por el Supremo. Junto a él fueron condenados los demás integrantes de la organización a doce años, acusándoseles de integrar ese grupo que habría conseguido captar y enviar a varios jóvenes de Ceuta a Siria.

Con el envío de esta carta, que se supone que había pasado todos los controles, quería denunciar incluyendo una cucaracha muerta, la situación de insalubridad en la prisión en la que cumple condena, en el centro penitenciario de Mallorca.