• Los problemas en la frontera han provocado una caída de ventas que alcanza el 30% en sectores como el textil y el alimentario l Los comerciantes quieren respuestas y soluciones

El Gobierno local es consciente de los perjuicios que ha supuesto la barrera del Tarajal para oxigenar los negocios que enfocan su nivel de ingresos en base a la visita de los turistas marroquíes. También lo sabe el Nacional al menos por las quejas que han llegado a Delegación. No tienen nada que ver estos negocios tradicionales con los de las naves del Tarajal. Ernesto Valero preside el Centro Comercial Abierto (CCA) y sabe muy bien de lo que habla. “Si dejan pasar al porteador a los comerciantes del Polígono del Tarajal les va bien pero si el que pasa es el turista marroquí son los negocios enfocados a los productos que buscan consumir los que obtienen ganancias. Hay que buscar un equilibrio”.

Valero pone voz a decenas de comercios que a través del asociacionismo y la planificación estratégica luchan por seguir permaneciendo a la vanguardia del mercado. No pasan por buenos momentos y lo afrontar con lucidez y eso es lo que les lleva a seguir luchando, ahora más que nunca, por que siga bombeando la vida en las calles ceutíes. “No hay una cifra concreta pero desde que comenzaron los problemas en la frontera podemos hablar de un 25% o incluso un 30% de pérdidas en los negocios dependiendo del sector. El textil y el de alimentación son los peor parados”, reconoce Valero.

El mensaje es claro: hay que buscar soluciones y la fórmula del equilibrio. Los comerciantes aportan lo que aseguran puede remediar el problema: “Lo primero sería dotar a la frontera de personal. No hay efectivos para cubrir esos mínimos que otorgarían fluidez al paso manteniendo un nivel de seguridad óptimo”. Lamentan que la frontera está obsoleta y se preguntan que “¿para qué construir un paso con 20 carriles si tenemos seis de los que hay días que sólo se abre uno?”. También apuestan por la mejora de medios tecnológicos. “No es sencillo encontrar solución pero tampoco complicado. Nos preguntamos por qué en Tarifa las tarifas son más baratas hacia Tánger que hacia Ceuta para ir en barco”, apunta Valero cuestionando hasta qué punto y a quién interesa reducir el tráfico de pasajeros en la ciudad autónoma. “¿Por qué no pelean los políticos y dejan que ese potencial turista se vaya de aquí?”, se preguntan los comerciantes queriendo saber la realidad sobre el por qué el Puertod e Algeciras está lleno de coches y a Ceuta los barcos “llegan vacíos”. No es justificable que el incremento de la población de Tetuán haya provocado ese colapso en la frontera. “¿Ha aumentado de pronto”? reflexiona en voz alta Valero que sabe que el Gobierno trabaja y se preocupa. Pero quizá no es suficiente. Las cifras son las que hablan.

Carreira se estrena en Turismo

No es un área fácil y hay que pelear por ella y saber gestionar lo que supone una de las joyas de la economía ceutí. Desde el Centro Comercial Abierto, los integrantes esperan que no existan cambios sustanciales en la manera de hacer las cosas de Emilio Carreira respecto a las del anterior consejero ya que Ramos se había implicado en la defensa del comerciante y trabajaba mano a mano con Delegación para que el turismo proveniente de Marruecos no tuviera que sufrir los colapsos del paso fronterizo. A la espera de las obras de la Nacional 352 y siempre con la premisa de limitar el porteo para encontrar un equilibrio que beneficie a unos y a otros, los comerciantes esperan incluso que se continúe por esa vía y se favorezca el tránsito del turismo con nuevas iniciativas. “Somos conscientes de que se trabaja en ello y se pueden hacer muchas cosas partiendo por ejemplo de la dotación de más personal o mejoras tecnológicas ya que nuestra frontera está obsoleta en este sentido”.