• El Gobierno ha defendido que los trabajos se encargaron por “urgente necesidad”

La Fiscalía de Ceuta se ha inclinado por que se archiven las diligencias instruidas en el Juzgado número uno de la ciudad por el encargo y pago de pago de 210.000 euros a la empresa Africana de Contratas y Construcciones (ACC) para la ejecución de obras en el cementerio de Santa Catalina entre 2009 y 2011, caso en el que han declarado como imputados el ex consejero de Hacienda, Francisco Márquez, y el ex consejero Manuel Carlos Blasco. El PSOE denunció ante el Ministerio Público hace tres años que ACC había cobrado 21 facturas de 10.000 euros cada una en concepto de ‘Mantenimiento cementerio de Santa Catalina’ en 2009, 2010 y 2011, aunque por el Negociado de Contratación nunca pasó expediente alguno de adjudicación de los trabajos, según certificó en 2013. Los técnicos alertaron de que la adjudicación de esa inversión “no se llevó a cabo a través de la Oficina de Contratación, encargada de tramitar los contratos mayores de obras, servicios y suministros”. El encargado del camposanto y la por aquel entonces vicepresidenta Primera de la Asamblea, Adela Nieto (que no se hizo cargo de las competencias hasta el verano de 2011), argumentaron que “el trabajo se realizó desde noviembre de 2009 hasta julio de 2011 por la urgente necesidad del servicio ante la gran modificación del cementerio por las exhumaciones en número aproximado de 1.500, prolongadas en el tiempo por la declaración de ruina inminente que existía en dos patios, habiéndose demolido 2.000 unidades de enterramiento”.