• La Consejería de Hacienda todavía no ha llevado al Consejo de Gobierno el Reglamento de retribuciones

El Gobierno de Ceuta ha utilizado su nuevo Portal de Transparencia para publicar las retribuciones de todos los gerentes del sector público periférico, organismos autónomos y sociedades municipales, ámbito en el que la Consejería de Hacienda y Recursos Humanos tiene previsto aprobar un Reglamento que ordene sus retribuciones sobre criterios de personal o volumen de negocio, entre otros criterios.

Según los datos divulgados por el Ejecutivo local, correspondientes al año pasado, el gerente de la Sociedad de Fomento Procesa, José Diestro, es, con 80.542,28 euros por ejercicio completo, el mejor retribuido.

Su homólogo de Obimasa, Antonio Muñiz, es, con más de 71.000 euros, el segundo que percibe unos emolumentos brutos anuales más elevados. El PSOE denunció el pasado mes de marzo que, además, el Consejo de Administración de esa empresa dependiente de la Consejería de Medio Ambiente aprobó abonarle un plus mensual extra de 1.500 euros.

Por detrás se situarían los gerentes de Emvicesa, Juan Manuel Doncel, y Acemsa, Juan Martín Portes, en ambos casos con 70.000 euros al año, el nivel al que se pensaba llevar al responsable de Amgevicesa a finales de junio, cuando Jacob Hachuel retiró la propuesta del Consejo de Administración con el compromiso de aprobar una reestructuración general de sueldos.

Díaz cobra actualmente 51.385,34 euros al año, aproximadamente 300 euros al mes más de lo que le costaría al erario público en su puesto de trabajo dentro de la misma sociedad.

Por debajo de él solamente se sitúan los gerentes del Parque Marítimo del Mediterráneo, Rafael Montero Ávalos, y el de Servicios Turísticos, que superan ligeramente los 43.000 euros brutos anuales.

La gerente del Instituto Ceutí de Deportes (ICD), Carolina Hurtado, se acerca a los 65.000 euros anuales y Gregorio García Castañeda, ahora al frente de Obimace tras dejar de ser consejero y diputado, roza los 63.000.

La gerente de RTVCE, Cristina Díaz, percibe unas retribuciones brutas por ejercicio de 53.506 euros y en el Hotel Puerta de África a los dos directores gerentes se les pagan 66.800 y 51.460 euros respectivamente, siempre según la información oficial del Ejecutivo local.

En casi todos los casos, los gerentes de organismos autónomos y sociedades municipales cobran más que los consejeros de los que dependen esas entidades. Mabel Deu, titular de Presidencia y Relaciones Institucionales con muchos trienios y plus de residencia como funcionaria que era fue la miembro del Ejecutivo, Vivas aparte, mejor retribuida el año pasado (65.590 euros), por delante de Emilio Carreira y Jacob Hachuel, los únicos que pasaron en ingresos de los 60.000.

En la escala de los 50.000 se encontraron todos los demás salvo los responsables de Fomento y Juventud, Néstor García y Fernando Ramos, ya que no se les adeudaba nada de la anulación de la paga extraordinaria de 2012.

La retribución básica de un consejero es de 49.071 euros, ligeramente por encima de la de las vicepresidentas de la Asamblea (46.816 brutos al año).

Cinco criterios legales para estructurar el sector público periférico

La Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración local introdujo como una de sus novedades en relación con el sector público periférico que correspondería a  los Plenos clasificar ese ámbito en tres grupos “atendiendo al volumen o cifra de negocio, al número de trabajadores, a la necesidad o no de financiación pública, al volumen de inversión y a las características del sector de actividad”.

A partir de ahí, se estipuló que solo debería haber retribuciones básicas y complementarias (de puesto y variable)

En el Ayuntamiento de Málaga, por ejemplo, se han establecido dos niveles de retribuciones para los gerentes de organismos autónomos: uno asimilado al 70% del salario nivel 30 mínimo ya aplicado al personal directivo; y otro asimilado al 90% del mismo referente por considerarse en un caso “un órgano imprescindible en la gestión municipal”.

En las empresas municipales se bajaron todos los sueldos fijos hasta la cifra indicada en cada caso y se fijaron dos niveles retributivos: un sueldo fijo de 53.380 para la mayoría de las empresas (ocho) y que se asimila al de teniente de Alcalde, y otro de 84.578 para las empresas de mayor volumen equiparable al del 90% del salario nivel 30 mínimo.

Además, en muchos casos se contempla el cobro de un añadido en función del cumplimiento de objetivos.