La magistrada Raquel Lucini ha escuchado hoy las declaraciones de Antonio López, que ha negado cualquier relación con una trama corrupta de venta de viviendas de promoción pública. Ha llegado a decir que esa acusación es descabellada. Ha defendido su labor, eludiendo responsabilidades en la elaboración de las listas, también en la fantasma, situando ese plano en la comisión local de la vivienda y en la consejera de Fomento. Ellos, dice López, eran los únicos responsables.

Si alguien esperaba que López tirara de la manta se ha quedado con las ganas. Tampoco su abogado ha querido hacer declaraciones. Hoy también han declarados dos presuntos intermediarios en la recepción del dinero que han negado cualquier relación con los hechos.

La instrucción en torno al caso Emvicesa sigue su curso y en los próximos días habrá más toma de declaraciones. Lucini, al frente del caso, continúa con la práctica de diligencias.

Consulte aquí todas las noticias relacionadas con el Caso EMVICESA