Después de más de diez días sin permitirse la entrada de vehículos patera a Ceuta a petición de Marruecos, nuevamente en la jornada de hoy se ha permitido entre las siete y las once de la mañana el paso por el Tarajal de los coches dedicados al porteo. Desde el mediodía las colas comenzaron a formarse en la N-352 y llegaron hasta la altura de Juan XXIII.

En coordinación, tanto la Guardia Civil como la Policía Local estuvieron atentos a dirigir el tráfico y que no se colapsaran los cruces del Jato y de Loma Colmenar. La explanada de Juan XXIII también fue utilizada para el embolsamiento como ha sucedido en las últimas ocasiones.