• Tendrá una capacidad para 1.200 vehículos

  • Estará situado en el margen izquierdo tal y como se sube hacia el Hospital Universitario, enfrente de la promoción de Emvicesa de las 225 VPO

La Ciudad Autónoma tiene previsto construir un zona de embolsamiento para 1.200 vehículos en un solar que existe justo enfrente de la promoción de 225 viviendas que están en Loma Colmenar y que son las primeras que se construyeron en este lugar. Es una decisión que el propio Ejecutivo tiene bajo siete llaves y que incluso es desconocida para el conjunto de los integrantes del Consejo de Gobierno y todo ello por una orden expresa del presidente Vivas, después de que se viniera abajo, tras su publicación en este periódico, del circuito-patera que se quería hacer para desviar a los coches patera alrededor del Príncipe Alfonso.

Durante estas últimas semanas se han puesto en práctica una serie de medidas tanto por parte de la Ciudad Autónoma como de la Delegación del Gobierno. Por un lado, los vehículos dedicados al porteo nada más que pueden entrar en Ceuta entre las siete de la mañana y las once. Luego, los agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil seguirán dedicados al control del tráfico en la Carretera Nueva para que no se produzcan tapones, ni en la bajada del Jato ni tampoco en la de Loma Colmenar. Mientras tanto, a los vehículos se les ha estado concentrando de manera especial en la explanada de Juan XXIII.

El propio presidente de la Ciudad Autónoma, Juan Vivas, en su comparecencia ante los medios de comunicación el mismo día de San Antonio, explicó que habían encontrando ese solar, pero que, de momento, no se iba a hacer público donde estaba situado. Y en esa misma línea habló el pasado viernes, tras la reunión del Consejo de Gobierno, el consejero de Gobernación, Jacob Hachuel.

Según ha podido conocer esta redacción, este solar necesitará, por supuesto, de algún desmonte aparte de realizar su hormigueado, aparte de prepararlo con algunas zonas de sombra y servicios para quienes estén allí concentrados. Se buscaba un lugar cercano a la propia frontera para que los vehículos de porteo no tuvieran que alejarse mucho.

El proyecto ha quedado en mano de uno de los técnicos de la Ciudad Autónoma, Pedro Sierra, que será quien realizará el consiguiente proyecto, pero, de momento, se desconoce cuando podrían comenzar las obras.

Ahora, habrá que ver como es la reacción de los vecinos de las 225 viviendas, los cuales, lo mismo ponen el grito en el cielo si ven que enfrente de sus casas se instalará esta zona de embolsamiento.

Volviendo a ese silencio que sobre este tema ha querido mantener el equipo de gobierno y que como decíamos antes viene motivado porque este medio publicó la noticia y descubrió cual iba a ser el circuito-patera, de manera que ante las quejas de los vecinos del Príncipe Alfonso, se fastidió esa solución que quería el Ejecutivo del presidente.

Ese circuito-patera consistía en que los vehículos al salir de los polígonos iban a ser desviados hacia la ITV, desde allí, a través de unas de las carreteras de circunvalación que se hizo en su día para la barriada Príncipe Alfonso, saldrían casi al Puente del Quemadero y desde ahí, por la calle Doctor Abdelkrim hasta el cruce de la propia Almadraba, donde Mercadona está construyendo su supermercado. En ese recorrido, de algo más de tres kilómetros, se querían buscar dos zonas de embolsamiento al menos.

Al día siguiente de publicarse, dos de los presidentes de las asociaciones de vecinos de la barriada Príncipe Alfonso se opusieron a esta solución ideada por el Ayuntamiento y que cuando se dio a conocer aún no se había presentado ni a la Delegación del Gobierno. No le dio tiempo al Ayuntamiento ni a hablar con los vecinos del Príncipe. Al final, de todas todas, esa decisión fue rechazada para no crear más conflictos de los que ya existían en este aspecto.