El blanco se ha hecho con las calles del centro a través de la tradicional procesión del Corpus.

Minutos previos el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, iniciaba esta centenaria tradición con la entrega del Pendón al comandante general, Javier Sancho Sifre. Estos junto al resto de autoridades se unían a decenas de niños vestidos de comunión que han desfilado sobre una majestuosa alfombra compuesta por cientos de docenas de claveles rojos, amarillos y blancos.

La procesión en todo su trayecto ha contado con un importante vuelco de la ciudadanía que ha arropado al cortejo hasta el final.