Caballas propondrá al Pleno de la Asamblea la puesta en marcha de un plan de actividades lúdico-educativas en barriadas durante los meses de julio y agosto, y que, mediante concierto con la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos (FPAV) y otras entidades, permita que los jóvenes puedan disfrutar en su propio entorno de un amplio catálogo de actividades formativas.

La coalición ha indicado a través de una nota de prensa que “las actividades lúdico-educativas, desarrolladas durante el periodo de las vacaciones estivales, se han convertido en un componente importante del proceso de formación de los jóvenes en edades tempranas.  Además de los clásicos refuerzos en materias consideradas instrumentales, matemáticas, lengua o inglés, o de las clases de apoyo para la recuperación de asignaturas pendientes, el verano ofrece una buena oportunidad para desarrollar otro tipo de actividades que permitan explorar vocaciones, despertar talentos ocultos, inculcar valores democráticos y hábitos saludables y experimentar nuevas formas de aprender divirtiéndose”.

“Desgraciadamente, también en este terreno se abre una importante brecha social. El hecho de que este tipo de actividades se desarrollen en el ámbito privado, impide su acceso a toda la población. De este modo, las familias económicamente afortunadas pueden elegir para sus hijos las actividades que consideren más convenientes, campamentos de verano, clases particulares, talleres, etc., mientras que aquellas con menos recursos económicos se tienen que conformar con la calle o la playa exclusivamente”, añade.

Caballas considera que la Ciudad “está en condiciones de compensar este déficit poniendo en marcha una oferta atractiva de este tipo de actividades en todas las barriadas”.