•  El juzgado acuerda su responsabilidad en los hechos y cita a declarar a policías portuarios

El magistrado titular del juzgado de instrucción número 3, que investiga el fallecimiento de un marroquí de 59 años el pasado 9 de abril tras caer al agua con su coche tras desembarcar en la ciudad, ha citado a declarar a los policías portuarios que estaban de servicio esa mañana en calidad de investigados, al objeto de que respondan a distintas cuestiones relacionadas con el siniestro. Además, tal y como han confirmado fuentes judiciales a El Faro, el juzgado considera a la Autoridad Portuaria como responsable civil de lo sucedido por lo que también llevará a cabo distintas actuaciones en este campo.

La Policía Judicial de la Guardia Civil ya presentó el informe realizado sobre el siniestro, que vino a verificar cómo el conductor, Mohamed Hamdan, residente en Tarragona y que se desplazaba a Marruecos para asistir a la boda de un familiar, había desembarcado y conducido su vehículo directamente al agua, sin existir frenada alguna, confiando en que esa era la dirección de la salida. La autopsia determinó que había fallecido ahogado y no tras sufrir algún infarto como en un principio se había considerado.

Hamdan, casado y sin hijos, se dedicaba a trabajos de construcción en la península y se dirigía a Tetuán para poder asistir al evento familiar, tal y como contó a este medio su familia. Las indagaciones judiciales continúan en su línea para aclarar lo ocurrido aquella madrugada.