Los controles en el Tarajal sobre los vehículos que pueden dedicarse al tráfico de mercancías y no cumplen con las normas siguen operativos. Durante toda la mañana se ha admitido solo la entrada de los que se ajustaban a esa normativa, lo que ha provocado colapsos y ralentizaciones.

En el lado marroquí, aunque hombres y mujeres han entrado por separado, se ha producido una avalancha que ha dejado a tres personas heridas. Ha tenido que desplazarse una ambulancia.

Y en las naves, un panorama que varía sobre las imágenes anteriores. Se han repartido algo más de 1.500 tarjetas, pero la salida de los bultos ha sido a cuentagotas, tienen miedo de que les quiten la mercancía.

Los comerciantes de las naves denuncian que el sistema de tickets les está haciendo mucho daño por la reventa que se produce y porque solo beneficia al bulto y no a su mercancía. De hecho el paso ‘Tarajal II’ ha tenido que cerrar antes por la falta de movimiento