• El centro educativo arrancó ayer dos intensas jornadas en las que se sucederán juegos, talleres y actividades donde estará inmersa toda la comunidad educativa. La festividad culminará mañana con una convivencia de alumnos, padres y docentes

101 años cumple el colegio San Agustín y como ya es tradición el centro lo celebra por todo lo alto. Ayer arrancó la festividad que llenará tres intensas jornadas de convivencia entre alumnos, docentes y padres. Una celebración que ya se repite anualmente y busca la confraternización entre todos ellos. Compartir durante varios días experiencias que estrechen distancias y unan lazos, es la gran reunión de la familia agustiniana, como apuntaba el profesor organizador de la actividad, Alberto Díaz.

Con una misa y ofrenda floral al Santo dio inicio la parte más solemne de la celebración que ya en la sesión de tarde vivió el comienzo de los torneos deportivos y culturales para los alumnos de Primaria. El concurso de Pictionary   y los de fútbol sala, triples y penalties abrieron la jornada vespertina. No obstante, los alumnos de Secundaria no quisieron perderse el inicio de estas competiciones para vivir desde el principio el ambiente festivo que inunda estos días el centro. Alrededor de las 23.00 horas se dio por finalizada la primera etapa de fiesta que continuará durante esta mañana en el 54 con el resto de competiciones deportivas, en las que no sólo participarán estudiantes, también docentes y padres medirán sus habilidades en el deporte. Por ello, para reponer energías el centro calentará fogones desde las 10.00 horas, para preparar una gran paella alrededor de la que se reunirán en torno al medio día en el patio del colegio. Actividades que retomarán por la tarde con talleres, torneos y actividades como una obra de teatro. La celebración culminará mañana con una gran convivencia que se desarrollará durante todo el día hasta las 23.00 horas.

Esta celebración se han convertido en toda una tradición del centro a la que aspiran todos los alumnos cuando comienzan sus estudios. “Todos quieren ser parte del comité organizador, pero el turno no les llega hasta 1º de Bachillerato”, apuntaba Díaz.