• Acusó a los populares de haber votado en contra para que nuestra ciudad fuera comunidad autónoma de acuerdo con la Constitución

El portavoz de Caballas, Mohamed Alí sentenció que el Gobierno se declara “incompetente” para solucionar los problemas de Ceuta y que situaciones tan graves como la corrupción, la frontera, la seguridad o la inmigración no los reconoce como temas que preocupan a la ciudadanía en general y necesitan de acciones políticas.

Les acusó de ser “sumisos” a la Delegación del Gobierno en los grandes temas de Ceuta y que los problemas que lleva padeciendo esta ciudad desde hace décadas como el fracaso escolar, el alto nivel de pobreza o el paro “son cosas que parece que forman parte ya del ADN de nuestra ciudad y que ya tiraron la toalla hace mucho tiempo para encontrar salidas. Parece que ya es normal que alguien nos diga que tenemos un 70% de paro juvenil, o que estamos en cabeza de Europa en fracaso escolar”.

Seguridad

En el apartado de la seguridad no profundizó mucho y nada más que se limitó a que el Gobierno central ha anunciado que se van a incrementar las plantillas tanto del Cuerpo Nacional de Policía como de Guardia Civil, “pero parece que se olvida de que son reivindicaciones históricas, de hace muchos años”.

Si profundizó en el tema autonómico y además se lo advirtió al propio presidente de la Ciudad Autónoma, Juan Vivas. Al respecto comentó que los populares habían llegado a votar en contra de las propuestas presentadas por Caballas para que se exigiera al Gobierno el cumplimiento de la Disposición Transitoria Quinta y que “por no ser una comunidad autónoma nos vienen los problemas de las sentencias judiciales no nos dice que somos un Ayuntamiento de medio pelo”. Desde el punto de vista de Caballas con cuestiones como éstas se está haciendo el ridículo como institución “y usted sabe perfectamente lo que opina mi partido y yo a nivel personal sobre el nombramiento de los dos nuevos consejeros no electos, pero ese paso que dieron debe ir acompañado pedir la comunidad autónoma”.

Los integrantes de Caballas, a través de Mohamed Alí, volvieron a afear al presidente de la Ciudad Autónoma que se fuera a gastar siete millones de euros en la reforma de la Gran Vía, “cuando hay muchas barriada, ya no le digo el Príncipe porque si se lo nombre a usted le produce problemas, sino cualquier otro núcleo de población, que no tienen los servicios más básicos”. No entiende que presuma de un Plan de Inversiones cuando comentó que son incapaces de sacar adelante los proyectos y las licitaciones, criticando nuevamente que se vaya a poner en manos de Tragsa muchas decenas de millones de euros para la realización de las denominadas obras singulares.

No le reconoció al propio Vivas las bondades del Plan de Ajuste, “porque usted presume de su aplicación y nosotros manifestamos que la no realización de una serie de medidas que ya le propusimos en su día han traído a esta ciudad una serie de recortes, por ejemplo, en Servicios Sociales o que ahora funcionen peor los servicios públicos esenciales que antes de la crisis económica que hemos padecido”.

LAS CLAVES

Problemas de Ceuta

Para el portavoz de Caballas había quedado muy claro que el Gobierno se había declarado incompetente para solucionar los problemas de nuestra ciudad y en cuanto a las deficiencias endémicas, como son el caso del paro, la pobreza o el fracaso escolar, “hace tiempo que el Ejecutivo ha desistido de encontrar soluciones y parece que forman parte ya del ADN de nuestra ciudad. Y no nos parece nada lógico esa desidia que se demuestra por el Gobierno”.

Trajo recortes

No aplaude que el presidente de la Ciudad siempre hable de las bondades del Plan de Ajuste que se aprobó en su día y que estuvo en marcha, cuando, desde su punto de vista, el mismo nada más que trajo recortes.

Seguridad

Defendió que las reivindicaciones para incrementar las plantillas del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil son históricas y que ahora hablan de que se van a aumentar.

Apoyo a la investigación del ‘caso Emvicesa’

Las primeras palabras de su intervención por parte de Mohamed Alí fue para señalar que aplaudían y apoyaban la investigación tanto policial como judicial en el tema de Emvicesa y que ellos estaban convencidos de su honradez. Desde luego, si aventuró a que si habían cometido algún error en el seno de la Comisión Local de la Vivienda ya darían las oportunas explicaciones en sede judicial. En relación con el procedimiento de las 317 viviendas protegidas manifestó que, desde el primer momento, se habían mostrado en contra de la lista fantasma, que defendieron que se acudiera a denunciar a los Juzgados y que eran partidarios del sorteo. Volvió a insistir en que siempre habían denunciado todas las irregularidades que les habían llegado.