• Dos de los magrebíes fueron detenidos por la Policía Nacional y uno de ellos portaba un hacha con el que agredió a las víctimas

Tres inmigrantes subsaharianos han resultado heridos de diversa consideración en una reyerta que sucedió anoche hacia las ocho y media en las cercanías del establecimiento que la empresa Baeza tiene en la ampliación del Muelle de Poniente.

Según han manifestado los heridos a EL FARO, ellos venían de efectuar unas compras en uno de los supermercados del puerto. Se dirigían ya hacia el CETI, cuando de pronto observaron la presencia de un grupo de cuatro argelinos persiguiéndoles, por lo que echaron a correr. En la parte trasera del establecimiento comercial, justo al lado de las escolleras, se inició la trifulca. Quienes resultaron más perjudicados fueron los tres subsaharianos ya que todos presentaban heridas.

Móviles

Relatan que les pidieron los móviles y que al no entregárselos, uno de ellos sacó un hacha que llevaba guardaba y golpeó con el mango en plena cara a uno de ellos que cayó al suelo, golpeando el grupo al resto de sus compañeros. Rápidamente huyeron del lugar cuando lograron apropiarse de uno de los teléfonos que llevaba uno de los subsaharianos, dado que se lo sustrajeron cuando cayó herido al suelo.

A los pocos minutos varios zetas, tanto de la Policía Local como del Cuerpo Nacional de Policía, acudieron al lugar de los hechos.

Mientras que algunos policías locales se quedaron con los heridos esperando la llegada de la ambulancia del 061, al menos cinco vehículos de los dos Cuerpos se lanzaron para intentar encontrar a los agresores por las cercanías.

A los pocos minutos confirmaron que habían detenido a dos de ellos y que se trasladaban hasta donde esperaban aún los heridos para que pudieran reconocerles antes de ser trasladados hasta el servicio de Urgencias del Hospital Universitario.

Los subsaharianos se acercaron hasta el zeta del Cuerpo Nacional de Policía e identificaron al individuo que portaba el hacha. De manera inmediata, los servicios médicos del 061 les ayudaron ya a entrar en la ambulancia para ser llevados al HUCE, mientras que los miembros del Cuerpo Nacional de Policía trasladaban a los dos argelinos que habían podido encontrar hasta las dependencias de la Jefatura Superior de Policía.