Existe una Ceuta de los cruceros que es fruto del trabajo constante de la Autoridad Portuaria y que está convirtiendo poco a poco a nuestra ciudad en un destino habitual en este tipo de oferta turística. Cuando uno de estos barcos atraca en Ceuta y desembarcan centenares de pasajeros, no es producto de la casualidad. Es fruto de un esfuerzo que hasta ahora en gran medida viene protagonizando la Autoridad Portuaria en solitario y al que deben sumarse el resto de entidades del sector. Ceuta debe trabajar unida para mejorar la oferta cultural, de ocio, de servicios, hostelería, comercio… que estos visitantes esperan encontrar cuando deciden visitar nuestra ciudad. Y no sólo deben encontrar respuesta a sus expectativas los cruceristas, también hay que satisfacer las de las empresas que traen a estos turistas a Ceuta cumpliendo los requisitos necesarios para que este sector continúe progresando. En este sentido, el foro de cruceros que acogerá nuestra ciudad en el próximo mes de octubre será una oportunidad para mostrarnos como un destino en el que todos componentes del sector turístico trabajan unidos y de manera positiva para que Ceuta sea cada vez más apreciada por estos visitantes.

No es fácil competir con otros destinos con más tradición crucerista o mayor proyección turística, pero resulta más difícil aún si el sector no trabaja unido en nuestra ciudad. Esta cooperación, si realmente se considera que es interesante luchar por abrirnos hueco en este mercado, debe ir más allá de simplemente prestar una correcta atención a estos visitantes. Si apostamos por este proyecto, la Ceuta de los cruceros debe ser un proyecto en la que se involucre toda la ciudad.