La asociación Búscome ha denunciado que no se compruebe como se debiera los certificados de delitos sexuales cuando se trabaja con menores. “Ante la noticia que hemos conocido acerca de la denuncia que ha realizado la Unidad Orgánica de Policia Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil en el Juzgado de Instrucción a un monitor deportivo, por falsificar el certificado de Delitos sexuales que se exige cuando se trabaja con menores y comprobar que tenía una condena firme en el 2011 por corrupción de menores, instamos a que se otorgue más seriedad a estos temas que atentan a la protección del menor”.

Búscome dice que “de nada sirve hacer leyes y tomar medidas a favor de la infancia si luego éstas no se tienen en cuenta. Por eso esperamos que, a raíz de este suceso todos los organismos y todas las entidades dedicadas a la infancia se esfuercen en comprobar que los certificados que se presentan son veraces porque esto no se puede convertir en un simple proceso burocrático y de escaparate”, concluye.

Recordemos que esta medida viene recogida por la Ley 26/2015, de 28 de julio, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia, así como por la Ley 45/2015, de 14 de octubre, de Voluntariado.