• Ha sido consejera durante casi seis años con el presidente Juan Vivas

En poco más de una legislatura, Susana Román se había convertido en una persona con un gran peso político dentro del Gobierno del presidente Vivas. Si durante su primera etapa política, entre 2011-2015 comenzó en segunda fila del Ejecutivo y terminó entre las personas con más influencia al lado del presidente, lo cierto es que en la actual ya tenía fuerza desde el comienzo. Era la número seis en la lista, pero el presidente Vivas le tenía preparado un encargo muy importante como era ser la consejera de Economía, Hacienda y Administración Pública, al pasar Carreira a otras responsabilidades. Además le reservó ser la portavoz del grupo parlamentario en la Asamblea. Y durante muchos plenos ha tenido que batirse de manera ardua en muchos temas con los integrantes de la oposición.

Deportista de élite, ha sabido curtirse fuera de su casa porque de muy joven ya se tuvo que ir cuando era una de las mejores tiradoras de la esgrima de este país. Una lesión la impidió participar en los Juegos Olímpicos de Barcelona. No descuidó sus estudios y cursó la carrera de Derecho. En Ceuta tenía y tiene abierto un despacho con otros socios y es procuradora de Tribunales. Sus primeros contactos con la política se producen en los tiempos del GIL, cuando es nombrada directora gerente del Instituto Ceuta de Deportes. En los primeros tiempos de Vivas también le ofrecen continuar y es responsable del ICD. En la legislatura de 2007 la nombran directora general en el área de Educación y Cultura cuya máxima responsable era Mabel Deu. Sin embargo, comienza a despuntar y en los comicios de 2011 ya ocupa un puesto en la lista electoral del Partido Popular y es nombrada consejera de Juventud y Deportes, teniendo igualmente las competencias en el área de Menores. Sin embargo, la marcha de Francisco Márquez a sus actividades de diputado teniendo que dejar la cartera de Hacienda hace que se produzca una recomposición del Gabinete pasando Guillermo Martínez a Hacienda y ella a Fomento. Dos de sus objetivos en ese área fueron, por un lado, el cerrar un acuerdo con Defensa para el intercambio de terrenos y, por otro, avanzar en el Plan General de Ordenación Urbana y fue la consejera que logró llevar el mismo a aprobación inicial del pleno de la Asamblea. En Economía y Hacienda, se había marcado la idea de llevar adelante las negociaciones para la financiación autonómica que ahora se ha abierto y en el área de Administración Pública deseaba poner en marcha la RPT, cuyas primeras reuniones con los sindicatos ya había mantenido.

Ahora regresará a su actividad profesional, la que abandonó hace más de diez años para entrar en la política y donde había manifestado en más de una ocasión que regresaría porque nunca había cerrado su despacho, no en vano, tiene dos socios en el mismo que han seguido llevando el trabajo. Su idea, desde luego, es no regresar más a la política activa y seguirá militando en el PP.