• El presidente se reunió tanto con Rabea Mohamed como con Susana Román

  • Ambas estaban dispuestas a marcharse si se entendía que podían perjudicar al PP

  • Por la tarde ya estaban ejerciendo sus respectivos cargos políticos

El presidente de la Ciudad Autónoma, Juan Vivas, no ha tenido que reflexionar mucho para decidir que continuarán en su Gobierno tanto la consejera de Hacienda, Economía, Administración Pública y Empleo, Susana Román y la consejera de Educación y Cultura, Rabea Mohamed.

Las dos políticas se trasladaron en la mañana de ayer, nada más salir de sus respectivos domicilios, hasta el despacho de Presidencia, donde por espacio de varias horas estuvieron reunidas con el jefe del Ejecutivo. No es que la conversación resultara muy larga, sino que allí esperaron a que se fueran produciendo las diferentes reacciones por parte de los partidos políticos que convocaron ruedas de prensa: PSOE, Ciudadanos y Caballas.

En los primeros minutos, tanto Rabea Mohamed como Susana Román le contaron al presidente como había sido la detención de cada una de ellas y como fueron sus horas tanto en Comisaría como en el Palacio de Justicia.

Comentarios

Lo cierto es que las dos le llegaron a comentar que si por el bien del partido o del Gobierno tenían que presentar la dimisión no tenían ningún problema en hacerlo, pero que lo que no deseaban era causar ningún estropicio a su formación política. El presidente, en ningún momento, las confirmó, sino que les dijo que por la tarde ya tocaba trabajar y que lo mejor era volver a la normalidad. Como si nada hubiera pasado.

De todas maneras, durante la jornada del jueves tanto el presidente de la Ciudad Autónoma y del Partido Popular, Juan Vivas, como la secretaria general de la formación, Yolanda Bel, telefonearon a la sede nacional del PP en la calle Génova y cada uno de ellos habló con un interlocutor distinto para explicarles lo que estaba sucediendo en nuestra ciudad. De momento, desde Madrid no ha existido ninguna reacción obligando a que desde los populares de Ceuta se les solicite la dimisión a las dos consejeras, ni seguramente tampoco las habrás.

Vivas no solamente sigue adelante con las dos políticos por convencimiento, sino igualmente porque el panorama que se le presentaba por delante era un auténtico suicidio político.

No solamente contaría con dos nuevos diputados que no vendrían a sustituir a las dos consejeras si las mismas al final hubieran cogido las de Villadiego, sino que para cubrir sus puestos en el Gobierno tampoco tenía gente. Y tampoco le seducía mucho volver a los consejeros no electos.

Presidente

Lo que ahora mismo espera el presidente de la Ciudad es que aunque durante las próximas semanas y más en los primeros plenos pueden saltar chispas si por parte de alguna formación de la oposición existen comentarios al respecto, al final, entiende que todo se va olvidando.

Hoy se celebra el Consejo de Gobierno tradicional de los viernes. El portavoz oficial y consejero de Gobernación, Hacob Hahuel, se encentra de vaje fuera de nuestra ciudad y será la consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales, Mab, que a su vez es la portavoz accidental del equipo de Gobierno.

No quiere cambios. No dudó ni un minuto para que siguieran

El presidente Vivas tenía muy claro desde que conoció que Rabea Mohamed y Susana Román habían salido en libertad, aunque fuera con cargos, del Palacio de Justicia, que resulta que ni se planteó la posibilidad de la dimisión o del cese. No quería perder más tiempo y puso a todo el mundo a trabajar. Hoy se convocará un Consejo de Gobierno donde se tendrán que dar muchas explicaciones en relación a toda

esta materia.