Caballas ha cargado hoy las tintas contra el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa) y la Delegación del Gobierno después de detectar que las calderas del Hospital Universitario “no funcionan”. Quien así lo ha manifestado es su líder, Mohamed Alí, a través de su cuenta en Twitter.

La coalición ha tildado la falta de calefacción de “vergonzosa e indignante” y ha exigido la “reparación inmediata” de las calderas que, sostiene, están fuera de servicio por razones que desconocen pero tiene repercusión en la atención a los pacientes.

Caballas ha solicitado “dimisiones o ceses” por esta situación.

El Ingesa ha respondido a Caballas y ha dicho que de las cuatro calderas de que dispone el Hospital, tres están en funcionamiento y una averiada y pendiente de reparación. Las tres restantes suministran agua caliente sanitaria y calefacción a todo el Hospital.

“Lo que ha sucedido hoy es que se ha suspendido la calefacción durante dos horas en tanto se solucionaba una avería en los acumuladores de agua caliente sanitaria, una suspensión que no ha afectado a las denominadas áreas críticas como son UCI, Paritorio, Quirófanos y Reanimación”, ha explicado.

El Ingesa añade que a partir de la primera hora de reparación, comenzó a restablecerse paulatinamente la calefacción de forma que en torno a las diez de la mañana ya estaba totalmente restablecida. No se suspendió en ningún momento la renovación del aire.