• El cocinero marroquí ofrecerá una clase magistral en el Auditorio que ha agotado entradas

Los fogones del conocido y prestigioso chef de origen marroquí Dar Moha ya están preparados y ‘a punto’ sobre las tablas del Auditorio del Revellín para que el cocinero emprenda esta tarde a partir de las 20.00 horas una clase magistral sobre sus innovaciones en la tradicional cocina del país vecino. El evento que lleva por título ‘La cocina del Chef Moha’ dispuso hace una semana de las entradas, las cuales sólo podían adquirirse con invitación, y que se agotaron el mismo día de su puesta al público.

Moha prepara una cocina de claras raíces marroquíes  tamizada  por  las  influencias internacionales más novedosas,  desde  el  gusto  europeo más clásico adquirido de su aprendizaje en Suiza, hasta los toques asiáticos más de moda hoy en día, todo ello desde una clara base mediterránea. Una cocina que Moha asegura que un 60% o un 70% es de base marrroquí, mientras el resto está tomado de la cocina internacional, con influencias esencialmente europeas y asiáticas (japonesa y china, sobre todo) y de la que esta tarde hará una demostración ante el público del Auditorio a través de la elaboración de tres platos diferentes. Desde la Fundación Premio Convivencia, que ha sido la encargada de organizar el evento, han señalado que el formato a seguir “será el típico de programa de cocina televisado” y se efectuará en dos idiomas, en dariya (lengua materna de Moha) y su traducción simultánea al castellano.

El chef Moha estudió en la prestigiosa escuela de hostelería de Ginebra, Suiza, y posteriormente trabajó en aquel país durante 14 años. Ha conseguido ser el primer cocinero que se ha atrevido a rediseñar la cocina marroquí, dándole un giro para convertirla en cocina de autor. Hoy, Moha es el mayor defensor de que la gastronomía marroquí se eleve a la categoría de Patrimonio Cultural de la Humanidad, por la enorme riqueza y diversidad de la cocina de Marruecos debido a la interacción que ha llegado a tener con otras culturas externas, como la de los bereberes y moriscos o las del Oriente Medio, el Mediterráneo y toda África. Gracias a su creatividad y al duro trabajo, Moha se ha convertido rápidamente en uno de los mejores restauradores de Marruecos y uno de los líderes más importantes de su cultura culinaria, ha intervenido en eventos internacionales, programas de radio y televisión (entre ellos el conocido Masterchef) y ejerce de embajador de la gastronomía marroquí, difundiéndola por todo el mundo.