• La Guardia Civil halló la droga en el salpicadero, en el suelo y las taloneras del coche que conducía

Un hombre de nacionalidad marroquí con residencia en España, A.B., aceptó ayer una pena de cuatro años y un mes de cárcel por un delito contra la salud pública, esto es, tráfico de drogas. Fue interceptado en el puerto de nuestra ciudad con más de 115 kilos de hachís que viajaban ocultos en diferentes dobles fondos practicados en el vehículo que conducía y con el que pretendía embarcar con destino a la península. El acusado reconoció los hechos y así la pena fue más favorable tras el acuerdo alcanzado entre el Ministerio Fiscal y el abogado defensor. Además de la pena de prisión, se le condenó al pago de una multa de 182.887 euros que, de no abonarse, se convertirán en tres días de prisión más.

El Ministerio Fiscal interesó, además, que una vez que el procesado cumpliera las dos terceras partes de la condena fuera expulsado del territorio español. Sin embargo, la defensa solicitó el plazo de un mes para acreditar la residencia y arraigo en España, plazo que fue concedido por la juez.

El hombre fue interceptado el pasado 11 de agosto en el control de embarque de vehículos del puerto. Los agentes de la Guardia Civil inspeccionaron el vehículo conducido por A.B., un turismo de matrícula nacional, y el can detector de sustancias estupefacientes marcó el automóvil como posible portador de droga.

Tras la señal realizada por el perro del Servicio Cinológico, los agentes de la Benemérita procedieron a inspeccionar de forma exhaustiva el interior del vehículo para buscar la droga. Así, el resultado no se hizo esperar y los guardias civiles de la Compañía Fiscal hallaron en diversos dobles fondos practicados en el suelo del vehículo, las taloneras y en el salpicadero varios paquetes de droga. Una vez que se efectuó el desmantelamiento de los dobles fondos, se intervinieron finalmente 115.241 gramos de resina de hachís, con un valor estimado de 182.887 euros en el mercado ilícito.

Los agentes procedieron a la detención del conductor y único ocupante del turismo, de iniciales A.B., nacido en el año 1959, con pasaporte marroquí y permiso de trabajo y residencia en España.