El presidente de la Ciudad Autónoma, Juan Vivas, ha tenido el detalle de consultar con los partidos de la oposición para explicarles la postura que defenderá en la Conferencia de Presidentes que tendrá lugar el próximo martes, día 17 en el Palacio del Senado. Además, como él mismo ha confesado en la comparecencia que tuvo ayer ante los medios de comunicación, también quiere escucharles sus propuestas. Hasta ahí todo normal y tendríamos que ver cuantos presidentes autonómicos han tenido la delicadeza de reunirse con los portavoces de la oposición en sus respectivas autonomías para compartir con ellos estas cuitas. A lo mejor, nos llevaríamos una sorpresa porque nos sobrarían varios dedos de una sola mano.

Una cosa es que Vivas escuche a los partidos de la oposición y otra bien distinta es que en el morral de los temas que vaya a defender asuma las posiciones de los mismos. Tengamos en cuenta que estamos hablando que lo que se celebra en la Conferencia de Presidentes. Por tanto, todos los que están allí, tanto el del Gobierno como el del ejecutivo tiene un programa que llevar adelante y que lo harán de una manera o de otra, en función de que su Gobierno tenga mayoría absoluta o esté en minoría.

El Gobierno ya tiene definida su posición desde hace semanas, porque viene trabajando, en alguno de los temas que se expondrán, desde hace varios meses.