• Actualmente el único proceso que queda por finalizar es el proyecto museográfico

Bertuchi, un pintor en la memoria’ es el título que ha recibido la exposición que permanecerá durante cuatro años en el Museo del Revellín de San Ignacio, sito en el conjunto monumental de las Murallas Reales, y que verá la luz a finales de febrero o principios del mes de marzo, según ha confirmado a El Faro la directora del Museo, Ana Lería.

Tras varios años de paralizaciones en este proyecto de gran envergadura se han podido solventar todos los problemas y, desde antes de verano, se comenzó con la licitación de los diferentes contratos concernientes a las obras de arte, dirigidos éstos a su futura exposición. Se ha tenido que acondicionar desde las instalaciones del museo, cerrado al público hace más de un año, como las diferentes obras del pintor, ya que casi la mitad de ellas, concretamente los 43 óleos, ha sido sometida a un proceso de restauración o limpieza del estrato de superficie por presentar un color amarillento, opaco y muestras de polución ambiental. Otras, sin embargo, han requerido de una limpieza química más profunda, que ha incluido la retirada del barniz por oxidación del mismo. El tratamiento más delicado lo requirieron ocho obras, unas desencajadas de sus marcos y otras afectadas por la carcoma.

Actualmente las 130 obras pictóricas se encuentran preparadas y solo falta finalizar el proyecto museográfico, relativo a la ejecución de los elementos gráficos, textos y documentación del autor, ya que la exposición está compuesta por un total de 489 obras entre las que incluye las pinturas, carteles, bocetos, obra gráfica, mobiliario y útiles de Bertuchi. Además se habilitará en la planta superior del museo una zona digitalizada que abarcará toda la obra del autor granadino.