El PSOE ha informado a través de una nota de prensa que Obimace ha trasladado a la familia de Manar que no sería posible construir la rampa solicitada, argumentando que ”la calle Agrupación Fuerte, como la gran mayoría de las calles de la propia barriada, presenta una particular orografía, con grandes pendientes que unido a una deficiente ordenación urbanística genera un trayecto sinuoso con anchura insuficiente en algunos tramos y accesos a viviendas de difícil conexión con el entramado urbano (…) Esta combinación de circunstancias se ve agravada con la lección de los elementos de urbanización dispuestos, tanto en la concepción de las escaleras como de las rampas. Así, las escaleras se disponen sin los criterios constructivos adecuados relacionados con el número peldaños consecutivos, la proporcionalidad y continuidad dimensional entre la huella y la contrahuella, los cimientos de apoyo y seguridad”.

El Grupo Parlamentario Socialista, a través de su diputada Mayda Daoud, quiere recordar a los técnicos de Obimace que en el pasado mes de noviembre ”preveían que no habría inconveniente para que, finalmente, la rampa pudiera instalarse, al objeto de evitar las reiteradas faltas de asistencia al colegio de la pequeña Manar”.

Aunque los técnicos exponen que ”las rampas son meros planos inclinados con pendientes que superan con creces los porcentajes máximos recomendados para garantizar un tránsito cómodo y seguro, con anchos insuficientes y con falta de elementos de apoyo y seguridad”, la socialista reitera que ”es urgente buscar una solución que termine con esas barreras arquitectónicas”.

Por otra parte, el PSOE asegura que la Dirección Territorial del Imserso ha remitido a la familia un informe sobre la mejora de las condiciones de accesibilidad en la vivienda, en cuyas conclusiones se recoge que “la interesada se encuentra con severas dificultades para acceder a su vivienda en silla de ruedas, con el peligro para su integridad física que ello supone (…) Podría tomarse como solución incompleta, eliminar en parte del ancho de los callejones, algunos escalones para convertirlos en rampa con pasamanos de apoyo, que aunque de pendientes pronunciadas muy superiores al 8 por ciento, sí permitirían, con ayuda de otra persona, el desplazamiento de la interesada en silla de ruedas con ciertas garantías de seguridad”.

Por ello, Daoud insta al Gobierno local a que ”actúe de una vez por todas, a través de Obimace, y se deje de tecnicismos”, ya que “romper barreras implica esfuerzo, dedicación y terminar con situaciones excluyentes, tratando siempre de velar por la inclusión, ejemplo de ello es la insistencia de este Grupo Parlamentario para que Manar pueda salir de su casa sin ningún tipo de impedimento”.