•  En un informe firmado por varios técnicos se pide que se haga un proyecto complementario para inyectar más dinero

Cuando parecía que había quedado demostrado que las obras de la antigua estación de ferrocarril marchan a un ritmo razonables, tras las distintas acciones que ha puesto en marcha la empresa Dragados que es la adjudicataria de la misma, ahora resulta que nos encontramos con otra sorpresa que fue denunciada por el líder de Caballas, Mohamed Alí, en las redes sociales.

Tras años parada y cuando en los antecedentes solo figura una “desinfección” después de que en agosto el Gobierno de Vivas anunciase que había exigido su reinicio inmediato, el arquitecto municipal, Javier Arnáiz; los directores de obra, José González y María José Aranguren; el representante del constructor, Alejandro Morón; y el director de ejecución, Juan Antonio Zoido, han firmado un escrito en el que solicitan la redacción de un proyecto complementario.

El informe ha sido divulgado este martes por el líder de Caballas, Mohamed Ali, que en su perfil de Twitter ha anunciado que su grupo político está en contra de que con fondos de todos los ceutíes esta empresa se lleve más dinero.

Dictamen

Según el dictamen es necesario “analizar la interferencia entre los acabados de solería, trasdosados, vierteaguas, suelos de mármol, alicatados, falsos techos e incluso carpinterías con la ejecución de las instalaciones”, que “no están previstas” en esta fase del proyecto. Por si fuera poco “están asimismo pendientes de definir las acometidas de abastecimiento, electricidad y telecomunicaciones necesarias por las empresas suministradoras”.

Además dicen que ahora habría que trasladar la locomotora al interior del nuevo volumen pero que no está contemplado “ni el tratamiento de restauración ni la ejecución de la plataforma de apoyo definitivo”. Cinco años después de su paralización “es necesario comprobar la estructura metálica, incluso su tratamiento contra incendios, y el elemento prefabricado de hormigón de fachada y cubierta”.

Según fuentes de la Ciudad Autónoma, desde que se firmó el acta de replanteo, circunstancia que tuvo lugar a mediados del mes de diciembre, en primer lugar por parte de la empresa se realizó una limpieza de todo el solar, junto con una desinfección. Además se reforzó la valla que perimetra la obra y, por último, hubo inundaciones durante los días en que hubo importantes lluvias, debido a que todavía no estaban instalados los bajantes.

Proyecto

El proyecto de rehabilitación de la antigua Estación de Ferrocarril arrancó con un presupuesto de 3,4 millones de euros, de los que el Ministerio se comprometió en diciembre de 2007 a aportar el 50%. Según Caballas, “a pesar de que el Gobierno de la Nación envió más de un millón de euros, según lo comprometido, para financiar la obra, la Ciudad Autónoma nunca abonó su parte y al final las certificaciones se sufragaron con el Plan de Pago a Proveedores incluyendo una parte de la obra ya pagada por el Ministerio”.