La falta de voluntad del Desgobierno del señor Vivas se palpa en los últimos datos conocidos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Con una tasa de paro del 37,48% en nuestra ciudad, da la sensación de que el Desgobierno del Sr. Vivas parece estar conforme y por ello la oposición debe utilizar todos los instrumentos a su alcance para impulsar propuestas económicas que provoquen un aumento de la productividad, que durante mucho tiempo ha estado ausente en nuestra ciudad.

No puede ser que lo único a lo que pueden aspirar las ciudadanas y ciudadanos de Ceuta es a un plan de empleo, que, desde tiempos pasados, se ha encargado de mantener una red clientelar basada en el enchufismo de amigotes y familiares, siendo únicamente esos Planes de empleo los encargados de mover al alza o a la baja la lista del paro.

Es lamentable que los jóvenes seamos los primeros pisoteados por la falta de voluntad política del Desgobierno del Sr, Vivas. Según los datos de la Encuesta de Población Activa(EPA) para Ceuta del III Trimestre del 2016, las políticas de empleo arrojan unos datos alarmantes, y es que el 65’8% de los desempleados son menores de 25 años siendo por desgracia las mujeres las más castigadas alcanzando el 72’5%.

¿Para que nos vale tanto conformismo por parte del Desgobierno del Sr. Vivas? Se necesita más acción y más respuesta. A un padre en paro con 4 niños, no le vale para nada vuestro conformismo; vuestra resignación no le da soluciones a una joven, que cansada de buscar trabajo, se aleja de su familia, amigos y en definitiva de su ciudad que la vio crecer, para ir a buscar trabajo en el extranjero; o al estudiante, que le exigen más condiciones para poder optar a una beca cada vez mñas menguante con la que continuar sus estudios. A todas ellas y a todos ellos se les debe una respuesta firme y sería. Esa respuesta no ha de quedar en meras palabras, sino en soluciones y hechos reales.

Unas políticas que impulsen empleos dignos y unas políticas sociales para las personas más desfavorecidas. Es muy simple y la respuesta no está en el viento, está en que trabajen para todos y todas, Señores del Partido Popular.