• ‘La Esperanza’ acoge actualmente a 177 MENA, la mayoría de origen marroquí (162), y ‘Mediterráneo’, a 14

La ciudad autónoma ha comenzado el año con un total de 212 jóvenes extranjeros acogidos o internados en las distintas unidades de que dispone la Administración local a tal efecto, un número que no ha dejado de crecer durante los últimos meses pero que todavía se encuentra lejos de las cifras de Melilla, donde la media mensual a lo largo del ejercicio pasado rondó los 300 tutelados.

Según los últimos datos oficiales del Gobierno de Ceuta, en el Centro de Protección y Realojo Temporal de ‘La Esperanza’, en Hadu, se encuentran actualmente 177 Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) varones adolescentes, la inmensa mayoría (162) de nacionalidad marroquí. Además de a súbditos del país vecino, alberga a un joven argelino, otro maliense, uno más camerunés, un liberiano y once guineanos.

En el Centro de Protección ‘Mediterráneo’, dedicado a los niños más jóvenes y las féminas, son catorce los acogidos, trece de nacionalidad marroquí y uno de la República de Guinea.

En el Centro de Protección ‘San Ildefonso’ los ocho niños tutelados de nacionalidad  foránea son marroquíes, situación que se repite en el Centro de Internamiento ‘Punta Blanca’, donde todos los extranjeros son del Reino alauita (13).

El numero de menores foráneos tutelados por la Ciudad hace un año se situaba en 187 y el verano pasado cayó hasta 165, debido fundamentalmente a las oscilaciones que se registran en ‘La Esperanza’.

El Área de Menores de la Ciudad Autónoma, que dispone de 169 trabajadores, prevé atender este año a 600 niños dentro del programa de acogimiento residencial, así como gestionar cien medidas de privación de libertad, 450 alternativas al internamiento y 900 en el marco del “sistema de protección”.

El acogimiento residencial tiene como objetivo principal “proporcionar a los menores un contexto seguro, nutritivo, protector, con la cobertura de la necesidades sanitarias, emocionales, sociales y educativas, en función de su desarrollo evolutivo, al mismo tiempo que se valora la situación de cada individuo y se proponen los recursos adecuados” para esos menores desamparados.

El nuevo Centro, en redacción de proyecto

El proyecto de nuevo centro para menores a levantar en las inmediaciones de la cárcel por estrenar de Fuerte Mendizábal es uno de los que el Gobierno de Vivas dejó en fase de “redacción” al término del año pasado, como los de rehabilitación de los Mercados del centro y Hadu, un centro para dependientes o una Escuela Infantil en la parcela del viejo Cine África. Cuando se construya se pretende llevar a Hadu la Jefatura Superior de la Policía Nacional y, de esa forma, “permitir la recuperación por parte de la Ciudad Autónoma de la parcela de Ybarrola” que en su momento se cedió a Interior para ese fin.