• El nuevo documento está aún en fase de respuesta de las alegaciones presentadas en la Consejería

El nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Ceuta continúa inmerso en la fase de respuesta de las alegaciones presentadas en el plazo previsto. El año pasado fue aprobado inicialmente por la Ciudad Autónoma iniciándose así el plazo de alegaciones y se espera que para esta próxima primavera se pueda aprobar de forma provisional el documento. Éste será enviado seguidamente al Ministerio de Fomento para su aprobación definitiva, dado que la Ciudad Autónoma no tiene las competencias en materia de urbanismo.

En la última semana de diciembre el Boletín Oficial del Estado publicó un Real Decreto del Ministerio de Fomento donde una de las disposiciones hacía referencia específica al régimen especial de Ceuta y Melilla. En esta disposición adicional sexta se recoge y se reconoce a ambas ciudades autónomas la potestad “para establecer normas complementarias respecto a las limitaciones a los usos de la zona de flujo preferente y en la zona inundable respectivamente” a través del PGOU directamente. Un aspecto que, según informaron ayer a El Faro, ya está incluido en la aprobación inicial del Plan General de Ordenación Urbana, ahora en trámite, pero que, sin embargo, ha caído como agua de mayo en la vecina ciudad de Melilla, donde hace unos días su consejero de Fomento destacó que esta disposición permitiría responder más rápidamente las alegaciones presentadas a su PGOU relacionadas con las zonas de flujo preferente y las inundables.

No es el caso de Ceuta, recalcaron desde la Ciudad Autónoma, cuyo área específico del PGOU continúa contestando a las alegaciones presentadas en la última exposición pública del documento. De las mismas, la mayoría se dieron una pronta respuesta, pero otras requieren de un mayor tiempo de respuesta. No obstante, desde el área de Fomento de nuestra ciudad confían en poder cerrar el documento y aprobarlo de manera provisional en el pleno en primavera, para posteriormente enviarlo al Ministerio de Fomento y lograr así la aprobación definitiva.