• I.C.M., conocido como ‘Hubada’, quedó en su día en libertad con cargos a la espera de juicio por el homicidio pero atesoraba varias reclamaciones. No opuso resistencia al CNP

Agentes de la Policía Nacional de la UPR detuvieron a I.C.M., de 23 años, quien en su día fue vinculado con el crimen de ‘Gufito’ por el que, no obstante, fue puesto en libertad con cargos por el juzgado de instrucción número 2 a la espera de juicio, que se desarrollará con Tribunal de Jurado en la Audiencia. El conocido como ‘Hubada’ ha ingresado ahora en prisión pero no por estos hechos, sino por el rosario de reclamaciones que atesora y por el que estaba siendo buscado desde hacía tiempo por la Policía. En el momento de su localización, en la avenida Teniente Coronel Gautier, no opuso resistencia alguna, algo que se llevó a cabo hace días pero de lo que ayer informó en nota de prensa la Jefatura Superior.

Según detalla el CNP, ‘Hubada’ tiene en vigor seis reclamaciones judiciales  así como una búsqueda policial por robo con violencia. A esto suma un cúmulo de antecedentes, entre ellos el homicidio doloso de ‘Gufito’ por el que fue puesto en libertad tras su puesta a disposición judicial, al igual que el otro acusado en esta causa.

La Jefatura Superior cree que ‘Hubada’ tiene relación con un robo con violencia que tuvo lugar el 29 de octubre en las cercanías del Hospital Universitario. Su detención se produjo “en el marco de un dispositivo creado con el objetivo de erradicar los delitos violentos de especial trascendencia y gravedad como pueden ser los robos con violencia y la tenencia ilícita de armas, así como para proceder a la localización y detención de individuos a los que le consten reclamaciones judiciales o policiales”, exponen en un comunicado. A estas labores están dedicados los componentes de Seguridad Ciudadana (UPR) quienes llevan a cabo diversas patrullas y rondas de vigilancia por las barriadas de la ciudad.

La detención se produjo pasadas las siete y media de la tarde cuando los policías tuvieron conocimiento de que el reclamado estaba dentro de un local.  Se realizó entonces un dispositivo especial   dando como resultado su  detención. “No opuso resistencia, como sí hizo en otras ocasiones anteriores en las que llegó a agredir a los agentes de Policía para finalmente huir”, ha aclarado el CNP, que también señala que en el momento de la detención se le encontró una navaja de unos siete centímetros de hoja  que   portaba en el bolsillo del pantalón.

Tras su puesta a disposición judicial se ordenó su entrada en prisión preventiva ya que va a tener que responder de las distintas causas con las que se le relaciona. Además de los procedimientos judiciales en los que se hace constar su vinculación, se encuentra el juicio con jurado al que tendrá que acudir cuando sea señalada la vista oral por parte de la Sección VI de la Audiencia Provincial.