• La asociación considera una falta de acción por parte del Gobierno local para poner solución

La asociación ‘Septem Nostra’ denuncia la “lamentable” imagen que presenta la playa del Tarajal, que se presenta cubierta de plásticos y basura. Consideran que “existen medios, pero que lo único que hace falta es ponerlos a trabajar con celeridad” y consideran que todo aquello que queda a vista del ciudadano “no puede resultar invisible para las autoridades locales”, señalan.

Desde la asociación consideran que “mientras las soluciones políticas llegan, si algún día lo hacen, no queda más remedio a los ciudadanos de limpiar la basura que llega desde el mar”.  Opinan que es una situación que no puede quedar invisible para los dirigentes de la ciudad. “Si no disponen de suficientes ojos pongan al personal del plan de empleo a vigilar nuestras costas, como ya se hizo hace varios años”, declaran en Septem Nostra, además añaden  que de adoptar esa medida “cumpliremos con un doble propósito: educar a nuestros ciudadanos y sensibilizarlos por las cuestiones medioambientales”, apuntan.

La asociación medioambiental explica que el Mediterráneo, al ser un  mar compartido, se convierte en el paradigma de la globalización de los problemas medioambientales. “Aunque determinados países hayamos avanzado en nuestras políticas de protección, conservación y gestión ambiental no por ello nos libramos de las consecuencias de la absoluta dejadez medioambiental de nuestros vecinos. Nuestra ciudad es un ejemplo de lo que estamos diciendo. Con cada día más frecuencia nos encontramos, después de unos días de levante, con nuestro litoral lleno de basura traída por el mar. La impotencia es absoluta, pues no es basura generada en nuestra ciudad, pero los residuos no entienden de nacionalidades”, señalan. Por esta razón en la asociación creen que el único remedio para encontrar una solución viable a un problema que cada vez adquiere mayores dimensiones es “alzar la voz y exigir al país vecino reino de Marruecos que mejore su gestión ambiental y acabe con todos los vertederos que mantiene abiertos juntos al mar, tal y como han denunciado las asociaciones ecologistas del norte marroquí”, dicen.

Por otra parte estiman que la Unión Europea también es parte implicada, ya que entrega a Marruecos más de 200 millones de euros al año en ayudas y por ello “debería tomar cartas en el asunto y protestar ante la situación consentida por las autoridades marroquíes. Pero no lo harán, al menos que las autoridades ceutíes, como perjudicadas, denuncien estos hechos en el seno de las instituciones comunitarias. Deberían tomar nota de lo que estamos denunciando. No es tolerable el aspecto que ofrecen en estos días playas como las del Tarajal”, concluyen.