• Caballas subraya que los militares debían acreditar “formación y experiencia” ligadas al puesto

La coalición Caballas considera que la designación del coronel Sebastián Vega como nuevo Superintendente Jefe de la Policía Local de Ceuta puede ser “manifiestamente ilegal” si el consejero de Gobernación, Jacob Hachuel, no acredita que el elegido por el presidente Vivas para ocupar esa responsabilidad tiene “formación y experiencia” específicamente relacionada con el puesto, algo que no han encontrado al revisar el expediente.

El portavoz de la formación localista, Mohamed Ali, recordó ayer en declaraciones a los medios que las bases de la convocatoria para la provisión del puesto de trabajo de Superintendente Jefe del Cuerpo publicadas en noviembre en el BOCCE exigían, literalmente, que los candidatos funcionarios del Ministerio de Defensa contasen “con formación y experiencia en las materias relacionadas con el puesto”. “El expediente recoge la amplia trayectoria del elegido en misiones militares de la OTAN pero nada más allá de haber impartido un curso de tiro para policías en Almería relacionado expresamente con la Policía Local, un Cuerpo del que a nuestro juicio el Gobierno del PP y su presidente tienen una visión desenfocada”, criticó Ali, que entiende que debería ser “un servicio lo más cercano posible al ciudadano con conocimiento de la realidad ceutí”.

Desde el punto de vista de Ali, “avanzar en una especie de militarización de la Policía Local cuando hacia lo que se camina es hacia lo contrario en ámbitos como la Guardia Civil supone mirar hacia el pasado más que hacia el futuro”.

El también portavoz del Ejecutivo local, Jacob Hachuel, argumentó al dar conocer la elección de Sebastián Vega para justificar su designación su “brillante” currículo, y su “categoría profesional y humana”, así como “su conocimiento de Ceuta”, donde ha tenido mando recientemente, lo que le proporciona una “percepción de la realidad local actual”.

Contra el criterio de la oposición, el PP incluyó entre los posibles encargados de dirigir a la Policía Local, además de a los funcionarios de Escalas Superiores de otras Fuerzas de Seguridad, que serían los idóneos para Caballas, a los funcionarios del Ministerio de Defensa con la condición de contar “con formación y experiencia en las materias relacionadas con el puesto”.

En todos los casos era condición inexcusable ser funcionario de carrera del Cuerpo Técnico de Administración Especial A- A1.