• La sociedad pública Obimasa trabaja en un proyecto para la sustitución de especies exóticas por 15.000 plantas autóctonas

  • Se trata de un espacio protegido e incluido en la Red Natura 2000, en la zona LIC ZEPA Calamocarro-Benzú

  • Los trabajos para restablecer la biodiversidad previa a varios incendios forestales se prolongarán durante aproximadamente un mes

La sociedad pública Obimasa, de la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad, destinará una inversión superior a los 192.000 euros para regenerar la cuenca del Arroyo de San José, zona incluida en el Lugar de Interés Comunitario y Zona de Especial Protección para las Aves (LIC-ZEPA) de Calamocarro y Benzú, formando parte de la Red Natura 2000.

Tal y como han informado desde la Administración local a través de una nota de prensa, este proyecto, aprobado en el último consejo de administración de esta sociedad y al que se destinarán concretamente 192.188 euros, es prioritario para la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad y tiene como objetivo la recuperación de una amplia zona que se ha visto afectada por sucesivos incendios forestales durante varios años. La Consejería que dirige Emilio Carreira lleva meses trabajando en el proyecto tanto con el Ministerio de Defensa como con los particulares que ostentan la propiedad de la mayor parte de las parcelas.

La actuación prevista pretende recuperar, en la medida de lo posible, la biodiversidad previa al grave incendio que tuvo lugar en agosto de 1993 entre los Hornillos y el pantano del Renegado y que alcanzó una extensión de casi 90 hectáreas. Con el paso del tiempo la zona se ha regenerado por sí misma, pero con especies exóticas, como acacias, que fueron colonizando paulatinamente las áreas mas degradadas, constituyendo en la práctica masas monoespecíficas y de una muy alta densidad, que en caso de un nuevo incendio, harían imposible su control. Además suponen un importante impacto en el ecosistema.

La previsión es que se introduzcan alrededor de 15.000 plantones de especies autóctonas en la zona, en sustitución sobre todo de las acacias. Se repoblará con arbustos mediterráneos como el labiérnago, aladierno, coscoja y durillo, así como con pinos, quejigos, roble andaluz, alcornoques, fresnos y castaños.

Será la empresa pública Tragsa, la que se encargue de la ejecución de los trabajos, mediante una encomienda de gestión, fórmula que tan solo para actuaciones específicas como ésta.

Está previsto que los trabajos se inicien a la mayor brevedad posible y se prolonguen durante todo el mes.