• Aróstegui dijo que para el Ejecutivo la única solución en la limpieza es “echar más dinero”

El Gobierno defiende la necesidad del segundo contrato de limpieza. Nuevamente el consejero de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Emilio Carreira, ha puesto especial énfasis en defender su licitación ante una interpelación que le realizó el portavoz de Caballas, Juan Luis Aristegui.

El diputado de Caballas, Juan Luis Aristegui, criticó al Gobierno porque “su política en materia de limpieza es que hace falta más dinero y lo mismo es que se han equivocado en los planteamientos y resulta que no se están haciendo las cosas bien”. Puso dos ejemplos muy claros de otros gastos que tiene la Ciudad Autónoma en materia de limpieza. Por un lado, los trabajadores del Plan de Empleo, donde el 40% de los programas están destinados, “como en otros lugares de nuestro país, a cuestiones medioambientales y también nos encontramos con las Brigadas Verdes, con un presupuesto de 3,5 millones de euros, donde trabajan más de 150 personas y que tienen como misión la limpieza de muchas de nuestras barriadas”. Por ello, señalaba el mismo Aristegui que el objeto social del propio segundo contrato de limpieza se va reduciendo con la existencia tanto de los Planes de Empleo como de las Brigadas Verdes, aparte de las propias responsabilidades de Trace con su contrato. También indicó que el propio Gobierno ha puesto especial incidencia en el tema de la frontera para la limpieza, “cuando resultaba que estaba también ahí hace cuatro años”. Por último, quiso dejar bien claro que “con esos cuatro millones se pueden hacer muchas cosas y entendemos que estos contratos deben pensarse mejor antes de sacarlos adelante”.

Esas acusaciones sobre las prisas fue recogida por el consejero Carreira para indicar que “nosotros hemos tenido mucho tiempo para reflexionar y encontrar la mejor solución, por ello hemos adoptado la idea de este segundo contrato de limpieza”. Dijo de manera muy clara que el contrato que une a la Ciudad con Trace tenía una previsión de ampliar los servicios, a los precios unitarios establecidos, cuando la situación económica mejorara, “pero no se ha podido aplicar y entonces es cuando hemos tenido el problema”.

Insistió en que las razones del nuevo contrato están muy claras porque “la frontera no pueden decir ustedes que está en la misma situación de hace 5 años, la prueba la tenemos en un delegado que está con el agua al cuello”. Sobre el mismo contrato quiso explicar que al final no saldrá en 4 millones de euros, porque será una subasta y la empresa que sea la adjudicataria planteará una bajada importante como se realiza últimamente. Por último quiso especificar que serán unos 115 trabajadores los que serán empleados en este nuevo contrato, que es la continuación del Plan de Empleo Juvenil que hasta ahora se ha dedicado a la limpieza de vaguadas y solares. Explicaba el consejero que podían haber sido muchas más personas las que entraran a trabajar, “pero resulta que mientras nosotros intentamos crear empleo, hay otros que presentan denuncias y al final estos jóvenes debían cobrar atendiendo al convenio de la limpieza, con lo que en realidad se ha duplicado prácticamente el dinero que se gastaba en el anterior Plan de Empleo para jóvenes, unos dos millones de euros”.