• La consejera de Hacienda y Economía, Susana Román, indicó que el Gobierno mantenía sus prioridades en los servicios públicos, las inversiones y los gastos sociales

Los Presupuestos de la Ciudad Autónoma para el año que viene se han aprobado, de manera inicial, con los 13 votos del Partido Popular y en contra ha tenido los 12 de los cuatro grupos de la oposición: PSOE, Caballas, MDyC y Ciudadanos.

La consejera de Hacienda, Susana Román, fue la encargada de defender las cuentas públicas para el año que viene y defendió que ya la Ciudad no estaba sometida a ningún Plan de Ajuste y que se había conseguido cumplir con los objetivos marcados de contención del gasto y reducción del déficit. Mencionó que “hemos elaborado unos Presupuestos que son garantizas de los servicios públicos, manteniendo los grandes esfuerzos que esta Ciudad dedica a los servicios sociales y sin renunciar a seguir avanzando y creciendo con nuevos proyectos”.

Ofreció datos que son ya conocidos sobre el nivel de endeudamiento manifestado que desde el año 2012 se ha reducido en un 42% lo que equivale en términos absolutos en unos 90 millones de euros. Anunció que los ingresos no aumentan este año, en principio, provocado por la situación de crisis política que se ha vivido hasta la formación del nuevo Gobierno de la Nación, pero que sí se podían contar con la estabilidad de los mismos, “motivado por la garantía por parte del Estado de las transferencias que por primera vez se introdujeron en la Ley de Presupuestos”.

Si quiso dejar muy claro que la situación económica saneada en la que se encuentra ahora mismo la Ciudad Autónoma es “fruto de la buena gestión realizada por el Gobierno en los duros momentos que llegaron y que fue capaz de asumir una responsabilidad por encima de los intereses partidistas que llevado con el debido rigor, ha permitido que, a día de hoy, se haya contenido la caída de la recaudación, se haya aumentado el ahorro, se haya mejorado el nivel de endeudamiento, hasta ser considerado óptimo y, en consecuencia, se ha mejorado en términos de eficiencia y eficacia el uso de los fondos públicos, manteniéndose la capacidad de financiación, en recursos propios, necesarios para la prestación de los servicios básicos”.

Siguiendo con los datos económicos vino a defender que a pesar del espectacular cambio en la tendencia del pago medio a los proveedores, se marca como objetivo la consolidación de la reducción de dicho índice y se velará porque así sea, “de manera que ante cualquier eventualidad siempre estemos dentro de los márgenes previstos por la normativa”.

Quiso destacar asimismo otro indicador como es la evolución de los intereses pagados por la deuda a corto y largo plazo que lleva una senda decreciente desde el año 2013 “y que este año ha vuelto a bajar en un 27% situándose así en el mejor de los datos al respecto, siendo una tercera parte de lo que suponía en 2013”.

La consejera terminó su discurso indicando que con la aprobación inicial de los Presupuestos se abría un período de alegaciones que, desde su punto de vista, estaba segura de que iban a ser constructivas para “una ciudad a las que nos debemos y, por ello, estaremos abiertos a propuestas racionales y con cabida dentro de las políticas que la ciudad necesita”. Se mostró segura de que el Presupuesto que se aprobará, de manera definitiva, en el mes de diciembre, sufrirá algunas modificaciones “con motivo de las aportaciones de los demás grupos políticos y el nuestro propio y será producto de la mano tendida del Gobierno hacia los demás, siempre que se traten de iniciativas responsables, de sentido común, que contribuya al bienestar de los ciudadanos y que haga de nuestra ciudad una ciudad próspera, moderna y abierta a cuantos proyectos contribuyan a su crecimiento, sin olvidar nunca la solidaridad con los más necesitados y, por ello, el presupuesto actual presentado no se olvida de ellos”.

Al final pidió a los veinticinco diputados de la Asamblea que apoyaran el presupuesto de la Ciudad Autónoma para el año que viene.

El PP niega que Ceuta esté todavía sujeta a un Plan de Ajuste controlado por Hacienda

El Partido Popular de Ceuta rechaza categóricamente las críticas vertidas, durante la sesión plenaria celebrada en el día de ayer, por los portavoces de los grupos parlamentarios en la oposición, y se congratula con la aprobación inicial del proyecto de Presupuestos de la Ciudad Autónoma de Ceuta para el ejercicio 2017. Indica que es “un documento que contribuirá a mejorar el bienestar de todos los ceutíes, sin exclusión alguna, continuista con la línea trazada al comienzo de la legislatura, consecuente con el programa electoral presentado por esta formación y las promesas planteadas a la ciudadanía en campaña electoral”.

Esta formación política subraya, que la Ciudad de Ceuta ya no se encuentra sujeta a Plan de Ajuste alguno, y ha conseguido cumplir con los objetivos marcados de contención del gasto, reducción del déficit y ha logrado bajar el nivel de endeudamiento. Que junto a la consolidación del nivel de ingresos tanto corrientes como los de capital que a partir de un nivel viene contando esta Administración, posibilitan presentar un documento garantista de los servicios públicos, manteniendo los grandes esfuerzos que esta ciudad dedica a los servicios sociales, y sin renunciar a seguir avanzando y creciendo con nuevos proyectos.

Sin ninguna duda, el Partido Popular de Ceuta apuesta por unos Presupuestos que contribuirán al bienestar de los ciudadanos y que harán de Ceuta una ciudad próspera, moderna y abierta a cuantos proyectos contribuyan a su crecimiento, sin olvidar nunca la solidaridad con los más necesitados. No obstante, “estamos abiertos a cuantas alegaciones constructivas racionales, que tengan cabida dentro de las políticas que la ciudad necesita, presenten formaciones políticas, centrales sindicales, asociaciones empresariales o vecinales”.

Unas alegaciones que deberán luego pasar el filtro de la comisión especial de Cuentas y ser aprobadas en una nueva sesión extraordinaria del pleno de la Asamblea.

Las promesas para el año 2017

Uno de los aspectos que quiso destacar la consejera fue el compromiso acordado por el Consejo de Gobierno para celebrar un nuevo contrato de limpieza cuyo objeto sea principalmente la limpieza de vaguadas, solares, jardines y todas aquellas zonas que no se encuentran incluidas dentro del objeto ordinario del contrato de limpieza viaria actualmente en vigor.

Por otro lado, incidió en el esfuerzo y dedicación se realizan a favor de los servicios sociales y recuerda que ya se han consolidado todos los años en los presupuestos las partidas para el IMIS, las ayudas al alquiler y las prestaciones básicas, “que además, hay que poner en interconexión con las políticas activas de empleo de manera que no se conviertan en situaciones estanco para la población en situación de exclusión social, sino que se busque una consecuencia final que es la formación laboral e inserción en el mercado laboral”. Anunció que el Gobierno quiere ya proyectar un mayor número de actividades formativas y que para hoy están citados ya los sindicatos UGT y CCOO para tenerles en cuenta a la hora de realizar estas políticas activas de empleo. Mostró el firme compromiso de revisar el actual modelo de los planes de empleo para que revierta en un beneficio para la comunidad ceutí en general. Dentro de las políticas sociales quiso explicar igualmente la consolidación de los comedores de verano o el mantenimiento de las bonificaciones tributarias para necesidades vitales que están cifradas en unos 3,2 millones de euros.

Plan de Barriadas

Destacó el Plan de Barriadas al igual que la regeneración de zonas degradadas, rehabilitación de los mercados de las barriadas, el paso elevado de Miramar, la conexión de Hadú con el Sardinero, la reposición y mejora de las redes de abastecimiento y saneamiento, reposición del pavimento o aglomerado asiático y el alumbrado público, la remodelación del polideportivo Díaz Flor y nuevas pistas deportivas. Todo ello se encuentran dentro del Plan de Inversiones que ha previsto 75 millones de euros. Más obras en este sentido serán los 3 millones para la mejora de las playas o los 5 para la zona de la Avenida Sánchez Prados, Jáudenes y Plaza de África.

Quiso recordar determinados aspectos donde el Partido Poplar durante los últimos años ha presumido como es el mantenimiento del empleo público “sin haber tenido que realizar despidos y empezando a hacer guiño a un crecimiento en el mismo, siempre con el debido respeto de las limitaciones que nos vienen impuestas por las normas. Hemos hecho frente a los compromisos con las entidades financieras sin tensión alguna, y como ya se expuso anteriormente, hemos mejorado considerablemente el pago medio a proveedores. La solvencia de la institución, pese a lo que otros dicen dando voces de alarma, está garantizada para así poder asegurar el normal desevolvimiento de las políticas públicas y se capaces de garantizar a los ciudadanos que cumpliremos con las responsabilidades que nos enconmendaron”.

Otro puso que quiso abordar la consejera de Hacienda, Susana Román, fue que el número de afiliaciones a la Seguridad Social desde que el presidente Vivas llegó a la Presidencia de la Ciudad Autónoma en el año 2001 se había incrementado en unas 5.000 personas”