• Román dijo que hoy en día es la única posibilidad que hay para que estas 18 personas puedan estar en el mercado laboral

El portavoz de Caballas, Juan Luis Aróstegui, denunció ayer que por parte del Gobierno se estaba haciendo un uso indebido del personal que está afecto al convenio de Inmigración que cada año se firma entre el Ejecutivo de la Nación y la Ciudad Autónoma de Ceuta. Afirmaba el responsable de la coalición localista que “están abusando de estos trabajadores y resulta que la obligación que ustedes tienen es que los servicios públicos cuenten con un número suficiente de trabajadores”.

Además, aludió a que esta situación del personal es una decisión política porque llevan más de diez años destinándoles en el mismo lugar. “Es un asunto que en otro lugar de nuestro país sería un verdadero escándalo, pero tienen suerte de ser políticos en una ciudad como Ceuta, donde todo importa muy poco”. Una preocupación de Aróstegui, igualmente en su discurso fue preguntar sobre cuáles eran las gestiones que por parte de la Ciudad se iban a tomar para la renovación del convenio.

La respuesta le llegó por parte de la consejera de Hacienda, Susana Román, quien reflejó que como todos los convenios han de esperar a que haya Gobierno, pero que tiene una cláusula de renovación automática si no ha sido denunciado y confían en que se producirá su renovación. De todas maneras, aludió a que ahora mismo hay una ley que no permite el cubrir todas las plazas que se producen en las administraciones públicas y que la única solución para que estas 18 personas estén trabajando es a través del convenio, “porque la otra solución es el despido y en ese paso estoy segura que no está usted señor Aróstegui”.

Volviendo sobre el mismo tema del convenio vino a decir que en el mismo no había nada extraño, porque son dos los Ministerios que están implicados en el tema como resulta el de Empleo y Seguridad Social y el de Sanidad y Asuntos Sociales y que se publica en los boletines oportunos.

Sin embargo Aróstegui aludió a que se trataba de un convenio algo extraño, ya que una parte no pone nada como es el departamento ministerial y es la Ciudad Autónoma la que corre con todos los gastos de personal y mantenimiento.

Interior debe arreglar un talud con grietas en la calle Alcalá del Valle

Un talud que tiene ya grietas importantes y que provoca el miedo entre los vecinos de la calle Alcalá del Valle fue objeto de una interpelación realizada ayer por el MDyC en la persona de Fatima Hamed y que fue contestada por el consejero de Fomento, Néstor García.

Sobre este punto concreto, destacó que estos vecinos desconocían cuáles eran las acciones que la Ciudad había determinado y fue Néstor García quien defendió que los técnicos realizaron una serie de informes y que la Ciudad no es competente sobre el mencionado terreno.

Por ello, han enviado toda la documentación al Ministerio del Interior para que ejecute las obras y si no lo hacen, entonces, de manera subsidiaria las ejecutaría la Ciudad y pasaría la factura. De todas maneras, aludió el consejero que confiaba en que el departamento ministerial ejecutaría esos trabajos.

Aún así, defendió que tampoco se dan las circunstancias que establece la ley, porque así lo han informado los técnicos, para poder actuar por urgencia, pero que si el estado de este talud empeorara intervendrían de inmediato.

Hamed volvió a señalar que esas obras, los técnicos las han valorado en unos quinientos mil euros y que los vecinos se encuentran realmente desesperados.