• El líder del PSOE en la etapa más dura del socialismo ceutí, tras la espantada de Fráiz, reflexiona sobre los acontecimientos tras la celebración del Comité Federal del domingo

El que fuera durante seis años secretario general del PSOE de nuestra ciudad, Antonio Troyano, ha querido compartir a través de El Faro sus valoraciones tras la decisión del Comité Federal del PSOE favoreciendo la abstención del grupo socialista en el Congreso de los Diputados. Hace ya años que vive fuera de Ceuta, pero de vez en cuando regresa a su tierra y sigue siendo totalmente inconfundible.

Destaca el mismo Troyano que “esta decisión facilita la continuidad de Rajoy al frente del Gobierno de la Nación y en el partido se abren unas heridas que serán muy difíciles de coser. Unas heridas muy profundas. Ya veremos cómo nos podemos recuperar de esta jornada que para mí ha sido nefasta en nuestra historia”.

Hay que recordar que Antonio Troyano fue secretario general del PSOE de nuestra ciudad desde el año 1991 hasta 1997. Se hizo cargo de la Secretaría General de los socialistas ceutíes después de la mayor crisis que ha conocido este partido en nuestra ciudad, donde de manera definitiva Francisco Fráiz se marcha del partido y funda el PFC, arrastrando con él a mucha militancia del partido e igualmente a simpatizantes.

A partir de ahí, el PSOE se introduce en una situación política de la que todavía no se ha recuperado veinticinco años después, donde su fuerza en el Parlamento autonómico ha variado entre los 2 y los 4 escaños como máximo, como sucede en estos momentos. Además, como miembro del Comité Federal, máximo órgano de dirección del partido entre Congresos, permaneció desde 1991 hasta 2000. Por tanto, si alguien sabe de crisis es el mismo Antonio Troyano, porque aquel año 1991 en Ceuta puede ser considerado como este 2016 a nivel federal.

Reflexionando sobre las protestas que la militancia ha realizado a las puertas de la sede de Ferraz durante los días previstos a la celebración de este Comité Federal explicó que “esta reacción de la militancia no se ha visto nunca y nunca un espectáculo así se ha dado en la puerta de nuestra sede federal”.

El mismo sábado fueron más de ciento cincuenta militantes llegados desde muchos puntos de nuestro país los que se concentraron frente a la sede para protestar con lo que consideran un golpe de estado dentro de la formación política.

Entiende que lo que ha sucedido con la votación favorable a la abstención “ha sido una patada a la historia de nuestro partido”. Defiende Antonio Troyano que la militancia debería rebelarse “con encierros en las distintas sedes locales, provinciales y regionales para ver si de esta forman se enteran en Madrid de lo que desean nuestros compañeros”. Piensa que “quien se sienta socialista de verdad debe sentirse avergonzado. La militancia ha sido, es y será el eje central de nuestra formación, pero ha sido ninguneada”.

Opina que esta decisión que abre las puertas a un Gobierno del Partido Popular “tendrá sus consecuencias a corto plazo”. Y no entiende las razones por las cuales los cuatro ex-secretarios generales del partido no han comparecido en el Comité Federal y han aportado su visión de estos hechos, porque con la reforma que se hizo de los estatutos tienen voz pero no voto. Para Troyano, allí deberían haber estado Felipe González, Joaquín Almunia, Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba, “ya que donde hay que dar la cara es en el partido”.

Sobre la posibilidad que el PSOE vuelva a resurgir de sus cenizas afirma que ”no sé lo que pensar, porque en otras ocasiones hemos tenido crisis, pero las mismas han sido de identidad y siempre cuando estábamos en el Gobierno que normalmente atempera los hechos. Pero ahora estamos en la oposición y al final quienes se van a beneficiar de esta situación es Podemos. Muchos simpatizantes del partido que han sido votantes socialistas durante décadas van a tener cargo de conciencia y se verán en un dilema muy difícil en unas próximas elecciones para llevar la papeleta del partido hasta la urna”.

En definitiva, como señala el mismo Antonio Troyano como reflexión final tras el Comité Federal de este domingo, “tras el 23-0, el PSOE ha entrado en coma irreversible”. La opinión de un militante diferente.