• La Guardia Civil tiene el testimonio de uno de los supervivientes que asegura que el grupo de seis partió desde Ceuta

La Guardia Civil mantiene abierta la investigación en torno a la desaparición de varios argelinos que habrían partido de las costas ceutíes en una embarcación de fibra el pasado día 12. Del grupo de 6 inmigrantes que habrían elegido esa mañana de lluvia para marchar, solo dos llegaron a la costa y uno de ellos es residente en el CETI. En su declaración ante los agentes de la Benemérita  que llevan la investigación, ha aportado datos sobre el punto elegido para la salida, detallando que se produjo un naufragio que terminó con todos en el agua. Solo dos habrían llegado a la costa y los otros cuatro se habrían quedado en el mar, ahogándose poco después al tener dificultades para nadar.

El hecho es que los resultados de la búsqueda que se mantuvo hasta el viernes han sido infructuosos. Ni Servicio Marítimo, ni GEAS ni Salvamento (que aportó medios aéreos y terrestres) han podido dar con los inmigrantes ni con restos de esa embarcación, de la que tampoco consta denuncia alguna.

La zona de la que presuntamente partió la embarcación es de las más complicadas, en el tramo comprendido entre Benítez y Benzú, alcanzándose muchos metros de profundidad lo que estaría dificultando los resultados de los rastreos llevados a cabo.

A esta situación se añade otra dificultad: salvo el argelino residente en el CETI que ha podido ser localizado por los agentes, el resto de compatriotas forma parte de esa bolsa de inmigrantes que vive fuera del centro y que por tanto no está controlada y de la que se carece de identificación. Buena parte de la población argelina que ha llegado a Ceuta en los últimos meses procede del mismo pueblo e intenta partir en compañía, manteniendo ese sentimiento grupal. Las vías de escapada usadas son su ocultación en barcos o la sustracción de embarcaciones para partir desde las costas de Ceuta hacia la península. Este caso en concreto no está cerrado a la espera de la evolución de los próximos días.

Intervención de madrugada: Guardia Civil interceptó a diez marroquíes a bordo de una patera, de madrugada

15-2Agentes de la Guardia Civil adscritos al Servicio Marítimo interceptaron la pasada madrugada a diez inmigrantes marroquíes a bordo de una patera en alta mar. También fue alertada la Salvamar Atria aunque cuando llegó al punto de localización los magrebíes ya habían sido auxiliados por la Benemérita y estaban siendo trasladados al puerto deportivo. Cruz Roja los atendió en la base y procedió a su traslado a las dependencias del Paseo de Colón. A todos ellos se les aplican trámites de expulsión.