• “Hay compañeros a los que se les comunicó su inclusión en la lista y han sido sustituidos”

La UFP lamenta que una vez más el día del Patrón que se celebrará el próximo lunes vendrá teñido por la polémica en torno al reparto de las medallas. “Cada vez son menos los policías que quieren asistir a dichos actos, provocado por la controversia en la concesión de condecoraciones, empañando con ello un día que debería ser de entusiasmo, exaltación de valores, compañerismo. Un acto emotivo en el que se recuerda a todos aquellos policías caídos en acto de servicio”, expone en una nota el sindicato.

La UFP felicita a todos los agentes que recibirán su distinción, mostrando “nuestro júbilo y admiración por todos aquellos a los que se le concede el privilegio de portar en el pecho tan destacado galardón”. No duda de que “la mayoría de personas que van a ser galardonadas con alguna de las medallas de la Orden al Mérito policial, no lo sean por méritos propios” pero “lo que provoca nuestro asombro es descubrir cómo policías que sí merecían dicha distinción, no  van a ser condecorados. Policías que con su rápida intervención han salvado la vida a ciudadanos, policías con más de treinta años de servicio a sus espaldas, policías que para efectuar detenciones se han jugado literalmente la vida al haber sido tiroteados”, añade.

“Son muchos los policías con inmejorables expedientes, repletos de magníficas actuaciones a los que se les ha prometido que iban a ser recompensados. Otros compañeros a los que se les ha comunicado su inclusión en la lista definitiva de condecoraciones y posteriormente sin comunicación alguna han sido misteriosamente sustituidos en detrimento de otros candidatos de los que no se había informado a éste sindicato de la existencia de dichas propuestas, ya que las mismas no iban incluidas en las listas proporcionadas a las organizaciones sindicales”, matiza.

“¿Dónde han ido a parar las condecoraciones de estos policías? Las razones por las que se quedan fuera de las propuestas a medallas escapa de cualquier lógica y comprensión. Compañeros a los que se les han creado falsas expectativas, obligándoles a pasar por el mal trago de tener que comunicarle a sus familiares y allegados la noticia de que ya no van a ser condecorados en reconocimiento a su trabajo. Es totalmente irracional y que escapa al sentido común el que no haya ningún propuesto a condecoración entre los policías destinados en puestos tan importantes como la Oficina de Denuncias, Sala del 091, Grupo de Atención al Ciudadano (Zetas), Seguridad y Protección… grandes olvidados cada año en el reparto de condecoraciones”.